13 febrero 2010

Introducción de la segunda semana


Introducción: Lleve para la escuelita una ilustración de una ovejita y otra de un leopardo. Muéstreles las dos figuras y pregúnteles: “¿Alguien de ustedes ya tuvo la oportunidad de estar bien cerca de uno de estos animales? Hay una diferencia entre ellos, ¿no es así? El leopardo es salvaje y agresivo y por lo tanto, es peligroso estar cerca de él. Generalmente en los zoológicos ellos se quedan en jaulas muy fuertes. Las ovejas son lo opuesto. Se mueven libremente en las fincas, haciendas, son mansas, son pacíficas y nos permiten estar cerca de ellas. También son obedientes a sus pastores y siguen sus órdenes. Por eso Jesús nos compara con ellas.

La historia que vamos a aprender en esta semana nos cuenta sobre un hombre que fue manso como una oveja. 
 
Reactions: