viernes, 30 de julio de 2010

La parábola de las diez monedas de oro

Había un hombre muy importante que decidió viajar porque quería tomar posesión de un reino y volver. Antes de salir, llamó a diez empleados y les dio una moneda a cada uno de ellos El hombre hablo así: Les estoy dando mis monedas para que ustedes ganen más dinero con ellas. Después de eso, el hombre viajo. El primer empleado, como él era muy obediente, salió al día siguiente y se negocio en el banco, y regreso feliz con lo que había conseguido.

El segundo empleado también negoció y tomó algunas ganancias. Sin embargo, había un empleado que tenía miedo de perder el dinero de su jefe y guardo la moneda en un pañuelo y no tuvo ninguna ganancia con aquella moneda. Después de tomar posesión del reino, el hombre regresó a casa y se preguntó cuál había sido la ganancia de sus monedas y mando llamar a los empleados. El empleado dijo al empresario que, con la moneda, había ganado diez de otros. Debido a que era un buen servidor, el jefe lo puso como gobernador de diez ciudades.

El segundo siervo le dio cinco monedas y dijo que obtuvo esa cantidad de beneficios. El jefe estaba muy contento con el resultado y lo puso como gobernador de cinco ciudades. Luego vino otro empleado, con miedo, habló con el hombre y sabía que al hombre no le gustaba tener pérdidas, y dijo: a fin de no perder el dinero, escondí en un pañuelo y le devolvió el dinero sólo para su amo. ¡Ah! La cosa no era buena. El hombre se molestó tanto que lo envió a entregar el dinero al empleado que tenía diez ciudades y lo corrió de ese lugar.


3 comentarios:

Paola dijo...

Es muy bueno hacerles saber a los niños y preadolescentes la palabra de Dios de esta forma es creativa pero no se aleja del deseo del Señor Jesus cuando dijo a sus discipulos que fueran por el mundo a predicar el evangelio a TODA criatura.
Gracias por todas las ideas.
EBI Âlamos:)

Anónimo dijo...

creo que es muy educativo su pagina es de la buena onda

thelittlehumanist94 dijo...

"Y a mis enemigos, los que no me quieren como su rey, traiganlos ante mi y decapitenlos" ¿Alguien me dice donde está la enseñanza en éste versiculo?