25 agosto 2010

El valor de la música en el trabajo con los niños


La Biblia manda cantar adoraciones a Dios. Ciertas vez Jesús dijo: "...¿nunca habéis leído: De la boca de los pequeños y de los niños de pecho te has preparado alabanza?" (Mateo 21.16).

Los cánticos atraen a los niños, creando un ambiente alegre. Entre tanto; existe el peligro de ser usados únicamente para atraer a los niños; por lo tanto, asegúrese que exista una verdadera motivación y recuerde: los cánticos bien seleccionados dan énfasis a la enseñanza de la lección.
A los niños les gusta cantar. El mundo ya descubrió eso y invierte en la música para ellos; entonces, ¿porqué no hacer lo mejor en esta área dentro del ambiente cristiano? Los niños, participan activamente en las clases al cantar con ademanes, proporcionando oportunidades para que ellos se muevan y gasten sus energías. Por medio de los cánticos, los niños aprenden a adorar a Dios, además de que se memorizan fácilmente la letra de las canciones.
Los niños van cantando por todas partes, llevando el mensaje del Evangelio para sus familiares y para otras personas.

*Como escoger los cánticos:

Los cánticos (himnos) deben ser escogidos con anticipación por la maestra; pedirle a los niños que ellos lo elijan debe ser una excepción, y no tornarse en una rutina en sus clases.
Elejir cánticos que preparen el ambiente para la oración, lección, ofrenda, memorización del versículo, búsqueda, etc. La letra y la música deben ser fáciles y apropiados para los niños; y, junto con las canciones actuales, también use algunos coritos tradicionales de la IURD.

*Como enseñar una canción:

Para un mejor aprendizaje, será bueno tener la letra escrita, ya sea en el pizarrón, en un cartel o incluso memografada. La maestra o alguien que conozca bien la canción, debe cantarla una vez sola, o también se puede preparar en el salón un estereo para los niños. Lea con los niños la letra. Esa lectura también ayudará a los que están en face de alfabetización para sacar las dudas. Explique el significado de las palabras difíciles y el mensaje de la canción.

Cante con los niños, frase por frase repitiendo las partes difíciles varias veces y, evite enseñar varios cánticos al mismo tiempo. Enseñe a los niños a cantar bien, no permita que sólo hagan ruido o griten al cantar.
Para enseñar un himno de la iglesia, enseñe una estrófa por semana, y cante el mismo himno toda la semana, por lo menos un mes.
Al usar cánticos con ademanes, la maestra debe hacer los ademanes juntamente con los niños. Si hay posibilidad, se puede usar playback.

*Métodos que hacen el periodo de la canción más interesante:


Prepare las canciones visualizadas en carteles de varias formas y tamaños. Las figuras pueden ser pintadas (pintura de agua, pintura para tela o crayolas), o recortadas de revistas y pegadas al cartel. Visualice la canción con figuras para el franelógrafo. Muestre un cuadro que ilustre el mensaje de la canción, y úselo cada vez que fuera a cantar.



"Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre". Salmo 100:4

Reactions:

1 comments:

Martha dijo...

Es cierto que a los niños les gusta que la maestra cante primero y despues todos junto con ella, por supuesto sobresaliendo ella, no es facil, reconosco que a mi me da un poco de pena, pero las veces que lo he hecho ha servido para dar confianza a los niños y finalmente ellos aprenden bien. ;)