18 octubre 2010

El arte de contar historias

Vea algunos pasos que le ayudarán a presentar, una lección bíblica de modo eficaz, o sea, el momento de contar la historia a los niños. Una lección atrayente comienza en su preparación.

1. HAGA SU HISTORIA VIBRAR A TRAVES DE...

Imaginación: úsela, pero nunca les cree la idea de que está escrito en la Biblia del modo como Usted lo está contando en aquel momento, recuerde dos reglas:
- Use expresiones que muestren que Usted está usando su imaginación como: talvez, es posible, yo creo, puede ser, etc.
- Quédese dentro del límite de la lógica; pregúntese a sí misma: "Lógicamente, qué podría suceder en este caso?"

Diálogo: Deje que las personas de la historia hablen por si mesmas, cuando fuere posible; la maestra se va a tornar un personaje, si la conversación está escrita en la Biblia, no hable el lenguaje de la Biblia, use el mismo sentido, pero, hable el lenguaje de los niños. Además, cambie su voz para cada personaje.

Efecto sonoro y expresión facial: Si el acontecimiento en la historia es triste; entonces haga una voz y una expresión de tristeza; si fuera alegre; haga una voz y una expresión de alegría y, así, sucesivamente. Además, Usted también podrá usar fondos musicales y otros efectos sonoros.

Acción y gestos de las manos: Cuando la persona de la historia salga caminando, Usted también sale de su lugar caminando, cuando Joquebede colocó el cesto de Moisés en las aguas, Usted baja y coloca su cesto (imaginario) en las aguas.

Pausa en la voz: Cuando se cambia de una emoción para otra, es necesario que se haga una breve pausa.

Ritmo y tono de voz: Si la acción de la historia es muy emocionante; entonces, se debe hablar más rápido y más alto; pero, si la acción es más triste o seria, se habla más bajito y despacio. Esto, ayuda a los niños a tener la emoción que usted quiere.

Nunca cuente una historia con muchos detalles, acuérdese de que los pequeñitos ponen atención solamente por pocos minutos, si fuere una historia muy larga, ellos, van a comenzar a moverse, a hablar y a perder el entusiasmo (el interés).
Reactions: