29 junio 2010

Escenario

Una linda idea para contar la parábola de la red a los niños
Esta muy facil y linda de hacer

27 junio 2010

Es bueno demostrar cariño en todo tiempo

A todas las maestras de la EBI:



Que les parece si demostramos cariño a quien amamos?

Haga una tarjeta con mucho amor y regale para una de sus compañeras.



" ...amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro". 1 Pedro 1:22

26 junio 2010

La parábola de la red

Rachel era una maestra de la EBI, le encantaba enseñar la Palabra de Dios y conversar con los niños. Ella conocía a todos. Marcia era una de esos niños, y era a que Rachel más observaba. ¿Sabes por qué? Porque era una niña muy inteligente y le gustaba aprender cosas nuevas. Ella tenia facilidad para hacer amigos y siempre escuchaba con atención las historias en la EBI, pero no practicaba nada de lo que oía, y, además, tenía un terrible defecto, imitar todo lo que hacían los demás. Todo; todo, tanto lo bueno y lo malo. Si uno de sus colegas llegaba bailando una danza diferente o cantando una nueva canción, Marcia pronto lo aprendía y hacia igualito. Ella incluso imitaba las palabras y los gestos que los niños de su escuela hacían. La niña actuaba sin pensar si su actitud agradaría o no Dios.

Un día Marcia estaba platicando en la EBI con su amiguita, cuando de repente, habló una palabra fea. En ese momento los niños se le quedaron mirando. Marcia, sin embargo, no entendía la reacción de sus compañeros, pues ella no sabía que era una palabra fea. Y Raquel fue a la silla donde estaba Marcia y le dijo: Cariño, tienes que tener cuidado con las cosas que dices, no es bueno repetir todo lo que escuchas o veas. Poco después Rachel empezó a enseñar a los niños la parábola de la red. En esta parábola, Jesús compara el reino de los cielos a una red de pesca. ¿Niños, cuando los pescadores lanzan la red en la playa, que están atrapado en ella? Pescados, verdad.

Muchas de las veces la red se llena de peces de diversos tamaños y especies. Después los pescadores colocan en una canasta los peces buenos y los malos se tiran, ¿verdad? Jesús dio este ejemplo para enseñarnos que cuando Él venga, Sus ángeles van a separar los que son justos delante de Dios, de aquellos que no lo son. Rachel les explicó todo esto a los niños y le dijo a Marcia que debía apartarse de las cosas malas y hacer sólo lo que agrada a Dios. Y desde ese día, Marcia aprendió que debería solo ser imitadora de Jesús.

24 junio 2010

Exposición

Queridas educadoras,

En la EBI de Brasil se llevo acabo una exposición con todos los trabajitos del mes, en donde los niños son los encargados de dar la explicación de los temas a los papas y a todos los invitados.

¿Que les parece si hacemos eso aqui en Mexico?

Vean el video y dejen sus comentarios. Recuerden que su opinión es muy importante para poder llevar acabo esta exposición.

¡Dios las bendiga siempre!

20 junio 2010

Reciclando las cajas


La EBI de Yucatan tuvo una idea de hacer una television para contar a los niños la historia de la semana con los trabajitos del plan de aula. Los niños quedaron encantados.

19 junio 2010

Los dos señores


Marcelo era un niño obediente que siempre se preocupaba en agradar a Dios. El tenía el sueño de ser un gran atleta de Jesús. Niños, ¿Ustedes saben cual era el deporte preferido de Marcelo? (Espere que ellos respondan) El deporte que el mas amaba era el volibol, conocía todas las reglas y no le gustaba perderse ningún juego de la selección brasilera. Marcelo frecuentaba la escuelita de volibol del barrio y también jugaba en el equipo de su escuela, y siempre era incentivado por su familia. El entrenaba todos los días y era el mejor alumno, porque no dejaba de estudiar. Mismo con tantas actividades, el muchacho todavía tenía un tiempecito para oír las historias bíblicas que su papá le contaba. Los profesores de Marcelo gustaban mucho de el, y ninguno de sus profesores quería perderlo para otro equipo. Como era de costumbre, todos los años había un campeonato de volibol en la ciudad. ¿Saben lo que aconteció? Los dos equipos en que Marcelo jugaba se inscribieron para el campeonato. ¿Y ahora? ¿Qué creen que el hizo? En el inicio el muchacho participo en los dos juegos de sus equipos y metió muchos puntos para ambos equipos, que pasaron a otra etapa. Al llegar cerca de la final del campeonato, los dos equipos estaban clasificados. Nadinho uno de los compañeros del equipo de la escuela, estaba un poco enojado y le dijo a Marcelo: “Lo que usted esta haciendo no es correcto, creo que usted tiene quedecidir en cual equipo continuara jugando”. Y todos los demás estaban de acuerdo con Nandinho. Marcelo no sabia que responder para sus colegas en aquel momento, pues nunca había pensado en esa posibilidad. Niños imagínense si los dos equipos fueran para la gran final del campeonato.

¿Cómo el iba a jugar en los dos equipos al mismo tiempo? Nunca, Verdad. Al llegar a casa, el muchacho fue corriendo a pedirle una opinión a su papá.
Entonces el papá le dijo:
- Mi hijo, unas ves Jesús dijo para sus discípulos que un siervo no puede servir a dos señores, porque jamás conseguirá agradar a los dos al mismo tiempo.
Y Marcelo respondió:
-Padre, es justamente eso lo que esta pasando con migo, porque estoy queriendo jugar en los dos equipos al mismo tiempo.
-Si, mi hijo, usted necesita decidirse por uno de los dos equipos, mas sabia también que en su vida usted debe escoger de quien será siervo, si de Dios o del mundo.
- Si Papá, cuando yo crezca seré un jugador siervo de Dios, respondió
Marcelo.

En el día siguiente, Marcelo pidió disculpa a sus amigos del equipo de la escuela y decidió jugar con el equipo de volibol de la escuelita de su barrio.

14 junio 2010

Tarjeta para los padres

Hola educadoras,

Abajo hay algunos ejemplos de tarjetitas para los padres y un diploma. Los niños pueden hacer una carta de amor para sus padres.






Click en la imagen para ver un poco mas grande.

13 junio 2010

12 junio 2010

El Juramento

Regina tenía dos hijas, la mayor se llamaba Adriana y la menor era Andrea. Ellas eran semejantes en apariencia, pero el comportamiento de las dos era muy diferente. La mayor siempre se metía en confusión en la clase de inglés, en la escuela, en el edificio donde vivía y hasta con su hermana. Para Adriana todo era razón para pelear, tenía la costumbre de mentir y nunca asumía sus errores. Andrea prefería hablar la verdad, pues sabía que la mentira siempre sería descubierta. Andrea siempre iba a la iglesia con su mamá, mientras la hermana quedaba en la casa mirando televisión. Un día, Adriana estaba jugando en la sala de la casa cuando cayó y ¡plaft! Ella rompió el lindo vaso de su mamá. Cuando la Sra. Regina llegó, vio que el vaso no estaba en su lugar y preguntó a sus hijas lo que había acontecido.

Andrea respondió que no sabía de nada y Adriana, con miedo, dijo: Mamá, yo juro que no se que aconteció con su vaso. Creo que el viento lo derrumbó. Más una vez allá estaba Adriana jurando mentiras. Pero Sra. Regina sabía que la niña siempre juraba cuando hacía algo errado. Después de algunos días, algunas estudiantes de la clase de inglés de Adriana hicieron un lio y todos los padres fueron llamados para hablar con la directora. Mientras volvían a la casa, Sra. Regina pidió para la hija contar lo que había acontecido. Adriana, muy triste, respondió: Mamá, yo rompí el vaso, pero juro que esta vez no hice ningún lio. Niños, ¿cómo creen que su mamá reaccionó? Sra. Regina miró bien seria a la niña y dijo: Hijita, yo ya sabía que había sido tú quien rompió el vaso. Pero ahora sea verdadera y dime si hiciste lio en la clase. La niña, con el rostro triste, respondió: No, mamá. Yo juro que esta vez no tengo ninguna culpa. Sra. Regina aprovechó el momento para enseñar algo muy importante para la hija sobre la Palabra de Dios en relación al actuarnos según la voluntad de Dios.

Jesús nos enseña que por ningún motivo debemos jurar. Adriana vivía jurando y mintiendo, por eso nadie la creía. A partir de aquel día, ella aprendió la lección y comenzó a participar de las clases en la EBI junto con la hermana.

08 junio 2010

07 junio 2010

Mural de los testimonios



Nosotras tuvimos una idea de hacer un mural con los testimonios de los niños.
Los padres quedaron encantados.

Maqueta: Moises y el pueblo de Dios

Hola educadoras,

Abajo hay un exemplo de una maqueta para contar a los niños la historia de Moises
Esta muy simples y facil de hacer

06 junio 2010

EBI - Tepic

Voy a compartir unas foto que recibir con ustedes...


Los niños de la EBI de Tepic estan en la por un Sueño!

05 junio 2010

El Joven rico


Fernando era un niño muy rico. Su papá tenía un gran negocio y por eso su familia tenía una vida muy buena. Su casa era grande y en su cuarto tenía de todo, videojuegos, computadora y un montón de juguetes divertidos. Estudiaba en la mejor escuela del barrio y tenía tanta ropa que ni alcanzaba ponérselas todas. Cada fin de semana, Fernando paseaba con sus padres y se divertía mucho. Su mamá era muy bondadosa y le gustaba ayudar a las personas necesitadas. Un día, en la escuela de Fernando, la directora decidió hacer una colección de ropas, calzados y juguetes para donar a un orfanato cercas de la escuela. Fue enviado un comunicado para los padres y la mamá de Fernando decidió ayudar donando algunas cosas de su hijo. ¿Qué bueno, verdad? ¿Ya imaginaron como aquellos niños quedarían felices al recibir las donaciones? Un día después, llegando a la casa, Fernando vio algunas de sus ropas dentro de bolsas. ¿Saben cual fue su reacción? Quedó enojado y empezó a llorar.

Al verlo llorando, la mamá de Fernando fue saber lo que estaba aconteciendo. Entonces el niño dijo: ¿Qué va hacer con mis ropas, va regalar a alguien? En el mismo instante su mamá lo reprendió diciendo: Sí, hijo, voy a enviar para tu escuela. ¿No te acuerdas que ellos están haciendo una campaña de donaciones para los niños del orfanato? Yo sé, pero no quiero dar nada a nadie, dijo el niño Qué actitud egoísta de Fernando, ¿verdad, niños? Su mamá se dio cuenta de lo cuanto su hijo estaba equivocado actuando de aquella manera, lo llevó hasta su cuarto, abrió la puerta del armario y dijo: Mi hijo, mire cuanta ropa tienes. Si donas algunas piezas, no te harán falta. Pero él respondió: Pero, mamá, esas ropas son mías. Y siguió llorando. Niños, Fernando actuó igualito a un joven muy rico que vivió en la época de Jesús. Él, desde niño, conocía a la Palabra de Dios, era un hijo obediente, nunca había robado o hablado mal de nadie. ¿Pero saben cual era el sueño de aquel joven? Era un día vivir en el cielo con Jesús. Él pensaba que estaba listo y no faltaba nada para merecerlo. Hasta que cierta vez se encontró con Jesús y preguntó lo que podría hacer para heredar el derecho de vivir en el cielo.

Cuando Jesús dijo para él que era necesario cumplir todos los mandamientos, él quedó feliz y dijo: Yo hago todo que los mandamientos de Dios ordenan. Jesús lo miró y dijo: Aun te falta una cosa: vende todo lo que tienes, da para los pobres y después Sígueme. Cuando el joven oyó aquellas palabras quedó triste, dio la espalda a Jesús y se fue.