30 noviembre 2010

Los Diez mandamientos de la maestra educadora

1.Amar a Dios sobre todas las cosas.

2.Amar la obra de Dios.

3.Hacer todo con alegría.

4.Saber y tener conciencia que de los niños es el Reino de Dios.

5.Saber que, quien hace el santuario somos nosotras, por lo tanto haga de su clase su altar.

6.No importa si va a dar clase o auxiliar, hágalo de todo corazón.

7.Busque novedades para la clase.

8.Subir prácticamente todos los días a la EBI, para saber si hay algún recado o novedad.

9.Respetar a todas las maestras educadoras.

10.Estar siempre en espíritu de oración, ayuno, porque usted sabe que nuestra lucha no es contra carne ni sangre, pero si contra principados y potestades.

Enseñe al niño el camino en que debe andar y cuando fuere viejo no se desviará de él. (Prov. 22, 6)

27 noviembre 2010

La parábola de los malos labradores


Un dia Jesús contó una historia para enseñar algo muy importante. Él dijo así: Cierto hombre hizo una plantación de uvas y puso una cerca para protegerlas. A pesar de todo, también construyó una torre para que el vigilante observase su plantación de uvas. Cuando la plantación estaba lista, él dejo algunos labradores cuidando de ella y fue a viajar. En el tiempo de cosechar las uvas, el hombre mandó algunos empleados a que vayan hasta el viñedo para recibir la parte que les tocan. ¿Saben lo qué os labradores hicieron con aquellos empleados que llegaron? Les tiraron piedras sobre ellos y los hirieron mucho. Entonces el hombre mandó más empleados a que vayan hasta el viñedo y los labradores malos hicieron la misma cosa. 

Después de eso, el hombre envió su proprio hijo, pues pensaba que los labradores lo respectarían. Pero no fue así, pues cuando supieron que aquel era el hijo del dueño del viñedo, hicieron cosas peores con él. Ellos lo hirieron tanto, pero tanto, que él no resistió. ¿Qué malvados, no es cierto? Niños, con esta historia Jesús nos enseña que así también Dios ha hecho, pues a tentado de todo para que las personas lleguen a él. Ya envió sus siervos y hasta su Hijo Jesús, pero las personas no Lo han aceptado. En esta historia, el dueño del viñedo representa a Dios, Jesús es representado por el hijo del dueño y los empleados son los siervos de Dios. Y los labradores malos son aquellas personas que no aceptan a Jesús en su corazón.

No debemos entristecer a Jesús siendo desobedientes, mintiendo y haciendo cosas que Le desagradan. Él quiere vivir en nuestro corazón y para que eso ocurra no pueden actuar como los labradores malvados. ¿Entendieron niños?

23 noviembre 2010

La historia de Moises


¿Uds. se acuerdan de Moisés? ¿Del niño que fue encontrado en el Rio Nilo por la hija de Faraón y adoptado por ella? Él creció en el palácio real, tratado como un príncipe, pues él seria heredero de Faraón y reinaria en su lugar. Per no fue lo que aconteció. Pues aun que fue educado para ser el futuro Faraón, Moisés no se olvidó de sus orígenes y de las enseñanzas que su madre que era su niñera le habiá dado a cerca de Dios.

Cuando adulto, Moisés se rehusó a ser heredero de Faraón. Él ya no quería ver a su pueblo humillado y matratado, pues él sabia que su verdadero origen era hebraico y que aquél pueblo que estaba sufriendo y gimiendo como esclavo, era su pueblo. Un día, él vióun egipcio golpeando a un israelita y se indignó con aquella situación. Él se indignó muchisimo al punto de los egípcios desearen matarlo.Poe esa razon, Moisés tuvo que huir para el desierto.

Allá en el desierto, él pasó a vivir de una manera totalmente diferente a la que él vivía como príncipe en el Egipto, y allí conoció una muchacha de nombre Séfora con quien se casó. Moisés pasó a pastorear las ovejas de Jetro su suegro y, un día cuando las estaba pastoreando él vió una plantita que ardía en llamas pero que no se consumía. Esa plantita que se llamaba zarza estaba prendida con fuego pero no se quemaba. ¡Qué raro! Dijo Moisés: “Me acercaré par aver que es”. Cuando se aproximó, salió una voz del medio de la zarza y le dijo: Moisés, Moisés, no se acerque tanto, quit alas sandalias de tus pies, porque el lugar en que pisas, tierra Santa es. Moisés se espantó mucho.

Niños ¿Uds. saben quién estaba hablando con él? (educadora, haga suspenso) Era Dios el Todopoderoso que nos creó. Dios dijo a Moisés que se compadeciá en ver el sufrimiento de Su pueblo, que había oído a si clamor y a causa del clamor, Él había decendido alli para enviarlo de regreso a Egipto, para dar órdenes a Faraón que libetara a su pueblo. Cuando Dios dijo a Moisés que él era el elegido para sacar de Egpto a Su pueblo, él temió creyendo que no era capacitado para hacer tal cosa. Él dijo para Dios: “¿Quién soy yo para que vaya a sacarlos de alla, siendo que no tengo capacidad para hacerlo? Los Israelitas no van a creer que el Señor me eligió para librarlos y aun no sé hablar bien. Por favor Señor, envía otra en mi lugar”. Pero dijo Dios a Moisés: “YO seré contigo, no temas. Cuando librares a mi pueblo de Egipto, tu Me servirás en este Monte”. Niños ¿Saben de donde Dios hablaba con Moisés? Él hablaba desde el Monte Sinai, el monte que Él escogió para descender a la Tierra.

Dios dió autoridad y poder a Moisés para que él regresase a Egipto y librase a Su pueblo. Él no había imaginado que Dios lo había escogido desde su nacimiento y que viniera a ser usado para sacar Su pueblo de la esclavitud de Egipto.

Dios también desea usar a cada uno de nosotros, para que a través de Su Palabra, vengamos a libertar aquellos que viven a sufrir en los vícios, dolencias, miséria, así como Él ha usado la Iglesia Universal del Reino de Dios. Nosotros que tenemos a Jesús en el corazón, debemos hablar de Él a todas las personas que conocemos, para que ellas también puedan ser libres de la esclavitud del pecado.

20 noviembre 2010

El que construye sobre la arena


¿Quién de aquí se acuerda de Felipe, el niño de la historia de la semana pasada? (Espere a que ellos respondan). ¿Ustedes se acuerdan que él tenía un hermano llamado Pablo? Pues, Pablo era completamente diferente que Felipe.

¿Saben por qué? Porque no obedecía a los enseñamientos de la Palabra de Dios. Pablo vivía mintiendo cuando estaba con los amigos, y cada mentira era peor que la otra.

Pablo siempre estaba haciendo cosas que desagradaban a Dios. Pero lo peor de todo era que él desobedecía a la mamá, y no le daba oídos a lo que le enseñaba. ¿Qué niño malvado, no es cierto? Cierto día Felipe volvía de la escuela y vio a su hermano peleando en la calle. Él se puso muy triste y fue para su casa. Cuando Pablo llegó, Felipe contó a él que había visto todo y que aquella actitud no agradaba a Dios. Felipe, también le dijo al hermano que, si el continuase de aquella forma, no sería bendecido nunca, pues no estaba colocando en práctica lo que aprendía en la iglesia. Después de oír aquellas palabras, Pablo reconoció que estaba actuando igual al hombre descuidado que resolvió construir una casa sobre la arena que quedó lista bien rápido. 

Pero piensen bien: ¿La arena consigue sustentar bien una casa? ¡Claro que no! Por eso, cuando vino la lluvia y los vientos fuertes sobre aquella casa… ¡Kabum! En poco tiempo la casa estaba toda destruida. ¡Qué pena!

16 noviembre 2010

Mis trabajitos...


Estas carpetitas tendran los trabajos que los niños realizan domingo tras domingo,
con el nombre de cada uno en el frente.




Colaboración: EBI Pino Suarez

15 noviembre 2010

Algunas ideas para la clase...

Es un cuadrado donde de cada lado hay un dibujo, explicando la clase, la maestra lo fue contando la clase, mientras iba dando vuelta cada lado del cuadrado hasta llegar al versiculo de la semana.



Idea hecha por las maestras de Pino Suarez

14 noviembre 2010

El que contruye sobre la roca


Habia una vez dos hermanos: Felipe y Pablo. Felipe le gustaba participar de la EBI, y aprendía muchas cosas que agradaban a dios. Él obedecía a los padres y los respectaba, y siempre se alejaba de las cosas equivocadas. En la EBI, prestaba mucha atención en las clases y le gustaba leer las historias de la Biblia. Felipe sabía que si él practicase la Palabra de Dios sería muy bendecido. En la escuela, él era un alumno muy estudioso y obediente. Por ser un buen niño, los padres de Felipe le daban de todo que él necesitaba. 

¿Niños, ustedes sabían que la Biblia trae ejemplos de personas como Felipe? Felipe puede ser comparado a un hombre cuidadoso de una parábola que Jesús contó. Un día, el hombre cuidadoso construyó una casa sobre la roca, pues quería vivir en un lugar seguro. Él no construyó su casa apurado, pero si cuidadosamente, observando todos los detalles. En un cierto día, aconteció algo preocupante: Una fuerte lluvia inundó toda la ciudad. 

El viento sopló tan fuerte contra la casa de aquel hombre, pero al casa no se cayó… ¿Saben por qué? Porque fue construida en un lugar seguro, sobre la roca. El hombre se colocó feliz al saber que había hecho todo correcto. Niños, esta historia nos enseña que quien platica los enseñamientos de Dios es como el hombre sabio y cuidadoso que construye su casa sobre la roca.

08 noviembre 2010

Contando la historia...

Contando la historia de Victoria a los niños con unos posters.



Idea hecha por las maestras de Pino Suarez.