26 marzo 2011

La construcción de la c asa de Dios.


A pesar de ser un rey muy sabio que juzgaba las causas del pueblo con sabiduría, Salomón también fue usado por Dios para escribir los tres libros de la Biblia: El libro de Proverbios. Eclesiastés y Canticos. Él también fue usado para construir la casa de Dios, Salomón construyó un lindo templo para Dios.

Durante mucho y mucho años, desde que salió de la tierra de Egipto, el pueblo de Israel no tenía un lugar para adorar a Dios, así como nosotros tenemos las iglesias hoy. Ellos usaban una tienda como local de adoración a Dios, que se llamaba Tabernáculo. El Tabernáculo era un lugar sagrado adonde solamente los sacerdotes podían entrar, pues allí estaba la Arca de la Alianza de Dios. Los sacerdotes eran hombres de Dios, así como los pastores de hoy.

David, el padre de Salomón, deseó construir un templo para Dios, pero Él pidió que dejase esa tarea para su hijo Salomón, pues David había participado de muchas guerras, y en la casa de Dios debería ser construida en paz.

Cuando terminó la construcción del templo, Salomón mandó que los levitas y sacerdotes llevasen la Arca de la Alianza para allí. Así que ellos salieron del santuario, una nube llenó la Casa de Dios, Salomón mandó buscar madera de Líbano, piedras grandes, piedras preciosas, oro, plata y todo lo que había de mejor. Pues, Dios merece lo mejor... ¿No es cierto? 

Y por eso, niños, que debemos tener respecto y reverencia cuando estamos en la iglesia pues ella es la Casa de Dios. No debemos hablar alto, dibujar en las sillas, tirar basura en el piso, ni mucho menos jugar en la iglesia, pues haciendo esto, des respectamos a Dios. Salomón tuvo el cuidado de hacer todo bien bonito y correcto para la Casa de Dios, y nosotros también debemos tener amor y cuidado con todo lo que hay en ella, pues ella fue construida para que pudiésemos reunirnos con todos los que aman a Jesús, para hablar con Dios en oración, alabarlo y adorarlo.
Reactions: