30 abril 2011

El niño que no sonreía


Lucas era un niño que hacía mucho lio especialmente en la escuela. Sus padres trabajaban mucho, pues estaban juntando dinero para comprar una linda casa. En la clase de Lucas había un alumno que se llamaba Hugo, un niño bueno que era amigo de todos. Cierta vez, Lucas llegó en la escuela y comenzó a molestar a Hugo que luego se entristeció. 

Al llegar en casa, Hugo contó para su padre lo que había ocurrido. En la otra mañana, Hugo y sus amigos recibieron notas de un prueba. Hugo se puso muy feliz cuando vio que había repuesto correctamente todas las preguntas y se había quedado con la mejor nota. Pero Lucas no fue muy bien como su amigo y termino quedándose con la peor nota.

¿Niños saben lo que ocurrió? Hugo se puso feliz con lo que había ocurrido con Lucas y salió alegremente de la escuela. Cuando llego en cada, el niño contó a su padre lo que había ocurrido con Lucas.

Entonces el papá de Hugo le explicó al hijo que estaba actuando equivocadamente, pues Lucas era un amigo de la escuela y, mismo que él lo hubiese criticado, no debería tratarlo mal, pues en la Palabra de Dios está escrito que la persona no debe alegrarse cuando el prójimo se perjudica. Y Hugo preguntó:

— ¿Papá, lo que debo hacer? 

— Hijo mío, tú debes pedirle a Dios para ayudarte. 

Lucas, de vez en cuando se comporta de manera equivocada porque no conoce a Jesús, respondió el papá de Hugo.

Después de aquella charla, el niño comprendió que estaba actuando equivocadamente y decidió pedir disculpas al amiguito y lo invito a participar de la EBI. Lucas le gusto participar de la clase y de oír la historia de la educadora había contado. Él entendió que para ser bendecido y feliz, debería amar y obedecer a sus padres, respetando siempre las personas.
Reactions: