25 junio 2011

La indignación de Gedeón


De acuerdo con el diccionario Aurelio, Fuerza es: “Toda causa capaz de actuar, de producir un efecto.” La biblia relata en el libro de Jueces a partir del capítulo 6, la historia de un hombre que movido por la indignación consiguió vencer la esclavitud impuesta por los enemigos.

En aquella época, el pueblo de Israel sembraba y a la hora que recogían los frutos, los madianitas, los amalequitas y los pueblos del oriente iban contra el pueblo para destruir todos los productos de la tierra, además de no dejar ningún tipo de sustento, ovejas, bueyes, asnos, etc. Delante de esa terrible situación, había un hombre que por su indignación consiguió llamar la atención de Dios.

Gedeón estaba trillando el trigo en el lagar, o sea el estaba separando el grano de la paja, cuando el ángel del Señor se le apareció y le dijo: El Señor está contigo varón esforzado y valiente (jueces 6).

En lugar de agradecer o decir aleluya, él cuestiono el por qué de aquella situación. En su blog, el obispo Macedo habla sobre Gedeón y de que, la fuerza de él estaba exactamente en la indignación por la situación que el pueblo pasaba con los enemigos.

En su mente había la conciencia de El Dios de sus antepasados y de sus maravillas, Dios omnisciente, omnipresente y todo poderoso. ¡Así es, un Dios que funcionaba de Hecho! Debido a su fe racional. Gedeón era Indignado, contra la situación de su país, No aceptaba creer en un Dios tan grande y sujetarse a la esclavitud impuesta por los enemigos. Si Dios es Padre y dueño de todo el Universo, ¿Sus hijos deben seguir con una vida sin calidad? ¿Usted piensa que la fe racional, sobrenatural e inteligente, acepta eso? ¡Solo los hijos de las tinieblas aceptan eso!

Si en el pasado Dios hizo obras grandiosas para liberar a su pueblo, mucho más hará en el presente para que su vida y la de su familia vengan a cambiar. Basta Indignarse y creer en el cambio.

Reactions: