05 agosto 2011

5º Día del Ayuno de Daniel

Yo quiero. ¿Y usted?

Querer es poder.
Sólo quien no quiere, no puede.
El querer está dentro de cada uno.
Pero cada uno tiene que querer.
Dios quiere.

Pero, Solito, Él no puede realizar el sueño de vivir en mí.
Él precisa de mi autorización, de mi consentimiento, de mí querer…

Cuando Su querer se une al mío, entonces lo imposible sucede.

“… porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.” Filipenses 2:13

El Espíritu de Dios sólo viene para los verdaderamente interesados.



Reactions:

3 comments:

Laura EBI Coacalco dijo...

Exactamente así es como puede comenzar el Espíritu Santo a obrar en nuestras vidas, comienza por el querer de la persona y la sinceridad del corazón para con Dios. En estos primeros días del ayuno de Daniel, Dios ha ido renovando mis fuerzas y estoy segura que sera el mayor milagro para todos recibir el Espíritu Santo a todas las tías y niños que están participando de este ayuno. Dios las Bendiga a todas =D

cristina dijo...

Esta palabra me hizo acordar de cuando yo queria el Espiritu Santo,yo lo esperaba pero no lo buscaba,no llamaba la atencion de Dios para decirle que yo lo queria,El espera que uno quiera para derramar su Espiritu. EBI Nacalpan Cristina.

DANIELA EBI IXTAPALUCA dijo...

ES MUY CIERTO LO QUE ESTA DICIENDO EL OBISPO MACEDO SOLO EL ESPIRITU SANTO LO ENCONTRMOS CUANDO REALMENTE NUESTRO CORAZON QUIERE