13 agosto 2011

Historia: La reprehención que bendice


Claudio e Igor eran hermanos, estudiaban en la misma escuela y siempre volvían juntos para la casa. El papá de ellos, el señor José, enseñaba que ellos deberían ser buenos niños, amar y respetar al prójimo.

Un día Igor, el más pequeño, llegó del colegio con un juego. Cuando vio el juguete, el señor José le preguntó al hijo de quien era el juego y le contó que lo había encontrado en el medio del camino a su casa.

El señor José resolvió preguntar a Claudio si, cuando estaba volviendo para la casa, habían encontrado algo. Claudio respondió al padre que no. Niños, Igor estaba mintiendo para su padre, que actitud fea, ¿verdad?

Al darse cuenta que Igor no había dicho la verdad, el señor José lo llamó y le preguntó nuevamente sobre el juego. El niño se quedó asustado y cambió la historia diciendo que había tomado el juego prestado y que lo devolvería al amigo al día siguiente.

El hermano de Igor se dio cuenta que él estaba mintiendo y dijo:

- En el momento del recreo, un niño aviso que había perdido su juego, pero nadie le devolvió el juguete.

El señor José era muy sabio y llevo los hijos a un paseo por un parque, cerca de su casa, y conversó con los niños sobre la importancia de tener a Jesús en el corazón, obedecer a los padres y ser verdadero. El señor José explicó que las personas al intentar esconder sus errores eso los ponen distantes de Dios. 

Al oír aquellas palabras, Igor miró arrepentido para el padre y contó lo que había ocurrido de verdad:
- Papá, encontré este juguete en el colegio, discúlpame por haberte mentido, no haré mas eso. Y mañana se lo entregaré al dueño. El padre se colocó contento con la decisión del hijo que lo beso y lo abrazó contento.


Reactions:

4 comments:

cristina dijo...

la historia es muy buena,porque muchos niños piensan que esto es algo muy comun,que a nadie le importa o que son pequeñeses,este mundo es asi,pero para entrar en el reino de Dios son muy necesarios los pequeños detalles...la honestidad,la verdad, sinceridad,etc.EXCELENTE
EBI-NAUCALPAN

Anónimo dijo...

Este es un versiculo muy fuerte, en el cual,muchos niños van limpiando su corazon poco a poco para en este dia 21,recibir la plenitud del Espiritu Santo.
EBI Naucalpan
o.Adela

DANIELA 15 AÑOS EBI IXTAPALUCA dijo...

ESTA MUY BONITA ESTA HISTORIA PARA LOS NIÑOS HAY QUE ENSEÑAR A NO MENTIR Y QUE SIEMPRE DE BEMOS DE DECIR LA VERDAD

PRISCILLA-MEXICO dijo...

ESTA ENSEÑANZA, ES BUENA Y MAS EN ESTOS TIEMPOS,ESPERANDO QUE LOS NIÑOS PUEDAN COMPRENDER Y PRACTICAR EN SU VIDA