26 marzo 2011

Ahhh... ¡Que Dia!


Queridas Amigas:

Algo muy grande y maravilloso está viniendo a nuestro encuentro.

El próximo lunes día 28/03/11 empezará un propósito para cambiar nuestras vidas.

Aquí en el blog de la EBI vamos a interrumpir nuestras manualidades, para que todas estemos en el mismo objetivo y estaremos juntas meditando en los mismos versículos y acompañando todo por el blog del Obispo Macedo.

Vamos a hacer un ayuno diferente y nos vamos a dedicar totalmente en renovarnos y otras se dedicarán a recibir el bautismo con el Espíritu Santo.

Queridas, será tan maravilloso que después de estos 21 días, nunca jamás seremos las mismas.

Por lo tanto, voy a interrumpir a partir de hoy nuestro blog de la EBI y regresaremos a partir del día 17 de Abril.

Estén atentas para participar de este propósito ¡tan maravilloso!

En este periodo de 21 días, Dios hará cosas maravillosas.

La construcción de la c asa de Dios.


A pesar de ser un rey muy sabio que juzgaba las causas del pueblo con sabiduría, Salomón también fue usado por Dios para escribir los tres libros de la Biblia: El libro de Proverbios. Eclesiastés y Canticos. Él también fue usado para construir la casa de Dios, Salomón construyó un lindo templo para Dios.

Durante mucho y mucho años, desde que salió de la tierra de Egipto, el pueblo de Israel no tenía un lugar para adorar a Dios, así como nosotros tenemos las iglesias hoy. Ellos usaban una tienda como local de adoración a Dios, que se llamaba Tabernáculo. El Tabernáculo era un lugar sagrado adonde solamente los sacerdotes podían entrar, pues allí estaba la Arca de la Alianza de Dios. Los sacerdotes eran hombres de Dios, así como los pastores de hoy.

David, el padre de Salomón, deseó construir un templo para Dios, pero Él pidió que dejase esa tarea para su hijo Salomón, pues David había participado de muchas guerras, y en la casa de Dios debería ser construida en paz.

Cuando terminó la construcción del templo, Salomón mandó que los levitas y sacerdotes llevasen la Arca de la Alianza para allí. Así que ellos salieron del santuario, una nube llenó la Casa de Dios, Salomón mandó buscar madera de Líbano, piedras grandes, piedras preciosas, oro, plata y todo lo que había de mejor. Pues, Dios merece lo mejor... ¿No es cierto? 

Y por eso, niños, que debemos tener respecto y reverencia cuando estamos en la iglesia pues ella es la Casa de Dios. No debemos hablar alto, dibujar en las sillas, tirar basura en el piso, ni mucho menos jugar en la iglesia, pues haciendo esto, des respectamos a Dios. Salomón tuvo el cuidado de hacer todo bien bonito y correcto para la Casa de Dios, y nosotros también debemos tener amor y cuidado con todo lo que hay en ella, pues ella fue construida para que pudiésemos reunirnos con todos los que aman a Jesús, para hablar con Dios en oración, alabarlo y adorarlo.

24 marzo 2011

Como decorar su plan de aula






Algunos ejemplos de como decorar su plan de aula.

¿Muy lindo no?... me encanto.

Colaboración: EBI Brasil

23 marzo 2011

21 marzo 2011

La sabiduria de Salomón


Poco tiempo después de haber pedido sabiduría a Dios, Salomón estuvo delante de una situación muy difícil. Cierto día, él estaba sentado en su trono cuando fue llamado para resolver un problemón entre dos mujeres.

¿Lo qué será que aquellas dos mujeres habían hecho? Una de ellas, había recién dado a luz a un bebe, y después de tres días la segunda mujer tuvo un bebé también. Las dos vivían solas en la misma casa. En una noche, la segunda mujer, sin darse cuenta, durmió sobre el bebé y el pobrecito murió ahogado. Cuando ella se dio cuenta que su hijo estaba muerto, si sin que la otra se diera cuenta, fue hasta su cama y cambió los bebes, agarrando el que estaba vivo para ella. ¡Pero qué cosa terrible!

Cuando la primera mujer se despertó de madrugada para dar el pecho a su hijito, se dio cuenta que él estaba muerto, pero, al amanecer, observo bien y vio que no era su hijo. Las dos mujeres comenzaron a discutir entre ellas diciendo:” El bebé vivo es mi hijo, y tu hijo está muerto”. Y la otra decía: “ Muerto está tú hijo, el mío es el vivo”. Mientras las dos mujeres discutían, Salomón tuvo una grande idea. Aparentemente parecía una idea medio loca pero, con ella, él seguro que si había recibido o no la sabiduría de Dios.

Salomón pidió que alguien le trajera una espada para que él pudiese dividir el bebé en el medio, y así, cada una se quedaría con una parte. Cuando la verdadera mamá del bebé oyó la orden del rey, su amor maternal habló más alto y ella dijo: “Mi señor, yo prefiero que dé el niño vivo para la otra, no lo mate por favor”. La otra decía: “Ni mío, ni tuyo, que el niño sea dividió.” La actitud de las dos mujeres hizo con que el rey Salomón descubriese la verdadera madre, pues él prefirió ver al hijo con la otra en vez de verlo muerto. Que idea inteligente el rey salomón tuvo... ¿No es cierto niños? Salomón ordeno que el niño fuese entregue a la primera madre, que de verdad era la madre del bebé.

15 marzo 2011

14 marzo 2011

Porta lapices




Idea hecha por las maestras de la EBI - Pino Suarez.

¡Que super lindo!

12 marzo 2011

El humilde pedido de Salomón


En la semana pasada, nosotros contamos como Salomón fue escogido para reinar en el lugar de David. Después de orientar a su hijo, David murió y Salomón reinó Israel en su lugar. Él amaba mucho a Dios y siempre se preocupaba en seguir y obedecer todo lo que su padre le había enseñado. Cierto día, Salomón fue hasta Gabaón, en un lugar bien alto, y allí ofreció mil ofertas para Dios, demostrando su amor a Él. Saben niños, aquella actitud de Salomón agrado mucho a Dios, y durante la noche, mientras dormía, Dios se apareció a él y le dijo: “Pídeme lo que quieras, que Yo te lo daré”. Qué maravilla. ¿Ustedes se imaginan tener la oportunidad de pedir a Dios lo que quieran? Salomón no podía desperdiciar aquella grande oportunidad.

Por eso, él paro, pensó, y con toda humildad dijo a Dios: “El Señor tuvo mucho afecto y cariño con mi padre David, porque él fue fiel, justo y de corazón limpio delante del Señor. Tú Señor has mantenido este afecto con él dándole un hijo para que se sentase en su trono. Ahora, o Señor, mi Dios, que me hizo reinar en el lugar de mi padre David, no paso de un niño, y no sé cómo conducirme. Dé a tu siervo un corazón comprensivo para juzgar a Tu pueblo, y prudentemente distinguir entre el bien y el mal”.

Salomón sabia que necesitaba de la dirección y orientación de Dios para tener el éxito en su reinado. Él más una vez no se olvido de lo que su padre le había enseñado. El pedido de Salomón mostró a Dios que su objetivo era gobernar el pueblo con sabiduría y justicia. Qué lindo no es cierto. La mayor preocupación de Salomón no fue con él y si con el pueblo. Él podría haber aprovechado aquella oportunidad y haber pedido un montón de cosas para Dios. Pero él no fue egoísta.

Cuantas veces nos preocupamos apenas con nosotros mismos, y no olvidamos de aquellos que están a nuestro alrededor... ¿No es cierto niños? Hay veces que tenemos un vecino, amiguito en la escuela, una profesora, etc. Necesitando de ayuda de Dios, y ni paramos para hablar de Jesús a ellos, ni de acordarnos de orar por ellos, pidiendo a Dios que trasforme sus vidas. Debemos seguir el ejemplo de Salomón y pasar a pedir a Dios por lo menos que los que estén sufriendo al nuestro alrededor.

La actitud de Salomón agradó tanto a Dios que Él le dijo: “Ya que tú me has pedido entendimiento para discernir lo que es justo, en vez de riquezas, yo te daré un corazón sabio e inteligente como nunca alguien tendrá, y te daré también muchas riquezas de tal manera que ningún otro rey tendrá, y si tu andares por Mis caminos como ando David, Yo prolongaré tus días de vida.”

07 marzo 2011

04 marzo 2011

Salomón recibe la unción de rey


Cuando el rey David estaba bien viejito, pareciendo que ya estaba cerca de morirse, resolvió escoger uno de sus hijos para que reine en su lugar. Él escogió Salomón, su hijo más jovencito. David lo amaba mucho y confiaba en él, pues era un hijo muy obediente. Él sabía qué mismo Salomón siendo muy jovencito, era el más indicado para ser el rey de Israel, pues temía y servía a Dios fielmente. Por eso, niños, debemos siempre obedecer a papá y a mamá, y ser fieles a Dios. Los padres aman a todos sus hijos y quieren siempre lo mejor para ellos, pero en el momento de dar el mejor regalo, ellos se acuerdan del hijo obediente, pues es lo que más les trae alegrías.

David quiso que Salomón se tornara rey en frente de todos, con ceremonia, unción, fiesta y todo lo que tenía derecho. Él pidió que el sacerdote Zadoque, el profeta Natan, y Benaia se presentaran a él, para orientar como debería ser el corazón de Salomón. Ellos se presentaron delante del rey, que les dijo: “Tomen a todos mis siervos, llévelos con ustedes, monten a mi hijo Salomón sobre mi mula y llévenlo a Guión. Llegando allí, ustedes deberán ungirlo rey sobre Israel, y enseguida tocar la trompeta, diciendo: “¡Viva el rey Salomón!”. Después colóquelo a frente de ustedes y vuelvan con él, y hagan con que se asiente en mi trono, pues él será el que reinará en mi lugar”.

Ellos hicieron exactamente como el rey David había pedido. El sacerdote Zadoque ungió Salomón con aceite, tocó la trompeta, y todo el pueblo gritó: “¡Viva el rey Salomón!”. Después ellos siguieron a Salomón tocando gaitas, bailando y alegrándose. David se colocó muy contento y agradeció a Dios por haberle dado la oportunidad de ver a su hijo asentarse en el trono, y por Dios haber cumplido lo que había prometido diciendo que jamás faltaría sucesor en la casa de David y para el trono de Israel.

03 marzo 2011

Manualidad


Es muy facil de hacer, es una cucharita (de las que se usan para pastel), papel crepe de colores y lo mas importante el versiculo de la semana.

Idea hecha por las maestras de Naucalpan.