28 septiembre 2011

26 septiembre 2011

Historia: Lo que debemos hablar


Había una vez un niño que se llamaba Juan. Él era muy listo y lleno de amigos. Sus padres lo educaban de acuerdo con la Palabra de Dios y Juan sabía que no debía envolverse con las cosas equivocadas o decir malas palabras.

Un día llegó un nuevo alumno a la escuela, que se llamaba Leo, un niño muy travieso, que no pensaba antes de tomar actitudes y no respetaba a nadie. Bastaba que fuese contradecido para luego armar problema por todo y, por eso, nadie quería ser su amigo. Juan era diferente, trataba bien a todos sus amigos y Leo tenía envidia de él.

Ocurrió que un día ellos estaban en la escuela y Leo comenzó a decirle de todo en la frente de sus amigos. Él pensó que Juan se defendería diciendo también palabras feas. Niños, pero esta vez Juan era el diferente:
- Estas palabras son muy feas, no hables así. Algún día te puede ocurrir de encontrar a alguien que también te maltrate, pero yo pido a Dios que te bendiga. Mi mamá me enseñó que debemos tratar bien a las personas.

Juan se fue y Leo con tanta vergüenza ni conseguía mirar para los otros niños. Leo se dio cuenta que Juan era un niño diferente y preguntó por qué él no lo había tratado mal. Juan le explicó que había aprendido en la EBI a respetar a las personas. Él lo invitó a Leo para ir a la escuelita, y él aceptó la invitación y aprendió sobre la Palabra de Dios. ¿Qué cosa linda, no es cierto?

Debemos saber qué tipo de fuente ha sido nuestra boca: una fuente que habla solamente palabras bonitas y buenas o una fuente que es mala y habla palabras feas. Debemos agradar a Dios y hablar buenas palabras.

Muchas personas viven hablando palabras feas que entristecen los otros, pero nosotros debemos hablar palabras que alegran a Dios y las personas que están a nuestro alrededor.

21 septiembre 2011

Educadora de la semana

Nombre: Adanari Guadalupe Hernández Sánchez

Edad: 14 años

Mi EBI: Coacalco

Tiempo: 5 meses

Dios: Es lo más maravilloso que puedo tener y lo más importante.

Comida favorita: pechugas rellenas.

Tiempo libre: ir a la iglesia.

Afición: bailar.

Deporte: futbol.

¿Qué piensas de la EBI? Que es muy importante ya que en ella se encuentran los futuros hombres y mujeres de Dios.

Un sueño: llegar a ser esposa de pastor.

Frase preferida: Dios al hijo que ama corrige.

Versículo preferido: “El sabio teme y se aparta del mal; el insensato es insolente y confiado”. Proverbios 14: 1

20 septiembre 2011

Enseñando con amor





Enseñando la historia de Nanmán para los niños.

Colaboración: EBI - Jardines de Morelos

19 septiembre 2011

17 septiembre 2011

Historia: Las consecuencias de la mentira


Naamán era un hombre muy importante del ejército de Siria, pero muy enfermo. Él tenía lepra, una enfermedad de piel que, en aquella época, no tenía cura. Naamán oyó hablar que el profeta Eliseo podría curarlo y resolvió buscarlo.

El profeta Eliseo mandó a Naamán a sumergirse siete veces en el rio Jordán y el hizo todo como fue mandado en el séptimo chapuzón, fue curado. ¡Qué alegría! Él fue curado y su piel quedó pareciendo a la de un bebé, limpiecita.

Naamán se puso tan feliz, que resolvió agradar a Eliseo dándole un regalo. El profeta no acepto los regalos, pues sabía que fue Dios que había hecho el milagro solamente Él debería ser adorado.

Giezi, el criado de Eliseo, oyó la charla y resolvió recibir los regalos en el lugar de él. Qué actitud fea. Giezi se quedó oyendo la charla solo para sacar provecho. Cuando Naamán estaba yéndose, Giezi corrió atrás de él y le pidió los regalos diciendo: Mi señor, Eliseo, mandó decirle que ahora mismo llegó de viaje dos jóvenes discípulos y le gustaría que el señor le diese una moneda de plata y dos de sus ropas finas.

Naamán se quedó contento creyendo que el profeta había cambiado de idea, y le dio las monedas de plata y dos ropas de fiesta. Después de eso, Giezi fue para la casa a esconder los regalos.

Al contrario, Eliseo preguntó adonde él había ido y Giezi, mintiendo más una vez, respondió que no había ido a ningún lugar.

Eliseo sabía lo que había hecho y, por causa de tantas mentiras, Giezi se quedó enfermo de la misma enfermedad que Naamán había sido curado. Su piel se quedó llena de lepra y hasta los hijos de él nacieron leprosos. En el libro de Salmos (119.163) está escrito: "Aborrezco y desprecio la mentira..." En este versículo el salmista revela que odia la mentira y nosotros también debemos odiarla.

La persona que desea librarse de la mentira debe esforzarse y determinar que no mentirá más. Dios ve todo y la mentira siempre será revelada. Puede quedarse escondida por algún tiempo, pero llega una hora que la verdad aparece. 

15 septiembre 2011

¡Viva México!


Hoy dia 15 de Septiembre se comemora aqui en México el dia de la independencia.

¡viva méxico!

13 septiembre 2011

Celebrando el 15 de Septiembre en la EBI

Educadoras, les presentamos algunas lonas que pueden usar en sus clases con los niños en esta Semana Patria.


Manualidades con frutas



Esa maqueta fue hecha con frutas y verduras.

Colaboración: EBI - Tacubaya

12 septiembre 2011

Experiencia en la EBI



Hola, mi nombre es Rosa López, tengo 17 años y hago parte de la EBI de Veracruz. Cuando comencé en la EBI no tenía mucha paciencia con los niños, no tenía gusto por ellos, me desesperaban fácilmente.

Un día se acercó a mí un niño y me platico sus problemas, ahí me di cuenta que los pocos problemas que yo tenia no eran nada a comparación con el sufrimiento y problemas de aquel niño.

En ese momento fue cuando empecé a importarme realmente por la vida de los niños, ese niño me hizo entender la importancia que tiene la vida de un pequeñito.

Después de un tiempo pedí a Dios que me diera sabiduría y entendimiento para poder entender y ayudar a los niños con sus problemas y así poder orientarlos.

Hoy día sé que lo más importante es ayudar y orientar a los niños con sus problemas y llevarlos a conocer al Señor Jesus, porque ellos son el futuro de la iglesia.