15 enero 2012

Historia: Completando la creación


En la semana pasada, aprendimos que Dios creó el mundo. ¿Ustedes se acuerdan de lo que Él creo en el primero y en el segundo día? Espere la participación) En el primer día Él creó la luz, en el segundo creó el cielo.

A cada día, Dios creaba cosas nuevas y maravillosas. En el tercer día Él dijo: Que las aguas debajo del cielo se junten en un solo lugar, para que aparezca la porción seca. Dios llamó a la porción seca de tierra, y a las aguas que había juntando llamó de mar. La tierra produjo plantas e hierbas que daban semillas de acuerdo con su especie, y los árboles produjeron frutos.

En el cuarto día, Dios dijo: haya luces en el cielo, ellas brillaran, iluminaran a la tierra y marcaran los días, los años y las estaciones del año. ¡Qué grande sabiduría! Dios pensó en todo. La luz que más brillara durante el día, y el menor por la noche. El mayor fue llamado de Sol y el menor de Luna. Las estrellas también fueron creadas en aquel día. Dios vio que eso también era bueno, y la tierra iba quedando cada vez más bonita, y Él se agradaba de sus creaciones.

En el otro día Dios creó a los animales que vivieron en el mar: peces, ballenas, tiburones y otros animalitos del mar. Él dijo también: Y vuelen las aves sobre el cielo, y aparecieron las aves.

Los animales terrestres, los domésticos, que criamos en nuestras casas; los salvajes, los que viven en zoológicos o en las selvas y aquellos que viven arrastrándose por el piso, fueron todos creados en el sexto y el último día de la creación. Los animales viven sueltos, pastando, corriendo, nadando o volando.

Dios bendijo a los animales, para que aumentasen el número de sus especies y se llenara la tierra con sus hijitos. ¡Qué bueno! La tierra estaba lista, tan linda con árboles, plantas, frutas riquísimas; pero faltaba algo en aquel lugar para que lugar fuese bendecido. Y Dios resolvió hacer su última creación, pero lo hablaremos la próxima semana.

Amiguitos, Dios creó toda la tierra usando solamente el poder de Su palabra e hizo todo con mucho placer y satisfacción. Él es Poderoso, creador de todo, y todas las cosas están sobre Su dominio debajo de Su poderosa mano. Por eso, niños, debemos cuidar de la naturaleza, de los animales y de todo ser viviente, pues todo es creado de nuestro Dios.



Trabajitos:


  

  

  

  

  

  


Reactions: