18 febrero 2012

Historia: Jose en la prisión


Mismo preso, José permaneció confiado en Dios y el carcelero, el hombre que cuidaba de la prisión, vio que él era diferente y por eso lo colocó como encargado de los presos. Era él quien mandaba en todo aquel lugar. Nuevamente, José estaba dando un buen ejemplo, así como hizo cuando era mayordomo en la casa de Potifar.

Ocurrió que fueron mandados para aquella prisión el principal copero y el panadero de Faraón, pues ellos habían desobedecido y, por eso, fueron mandados para aquel lugar. José quedó encargado de cuidar de ellos.

Cierta noche, aquellos hombres tuvieron un sueño extraño que los dejaron preocupados. Entonces José les preguntó a ellos lo que había ocurrido, y ellos le contaron los sueños que tuvieron. ¿Saben lo que ocurrió? (Espere la participación)

José, lleno de sabiduría de Dios, explicó el porqué de aquellos sueños. Como ya explicamos en la otra clase anterior, en aquel tiempo Dios hablaba con las personas a través de sueños y, hoy, Él habla a través de la Biblia.

Niños, José explicó que el sueño del principal copero significaba que, en tres días, él volvería a trabajar para el rey. José pidió que cuando eso ocurriese, el copero se acordara de él y lo ayudara a salir de la prisión. El sueño del panadero significaba que el moriría en tres días. Pasaron los tres días y todo ocurrió como José había dicho. El panadero fue muerto y el principal copero fue liberado, pero se olvidó de José.

Pasaron dos años y José continuaba preso. Cierta noche, Faraón tuvo un sueño y quería entender su significado, en aquel momento, el principal copero se acordó que en la prisión había un joven que podría ayudarlo. ¿Saben de quien estoy hablando? (Espere la participación). ¡José, eso mismo! Él fue llevado hasta el Faraón. Llegando allí el rey de Egipto le contó el sueño. Niños, lleno de la sabiduría de Dios, José explicó que durante siete años habría mucho alimento en todo Egipto, pero después de eso vendrían 7 años de hambre, y que por eso el rey debería escoger un hombre sabio para que pudiese ayudarlo a resolver aquel problema. ¿Saben quién fue el escogido del Faraón? (espere la participación) José fue el escogido, pero continuaremos contando la historia de él la semana que viene.

José continúo confiando en Dios, mismo pasando por tantos problemas. Él creía que su sueño seria realizado, por eso enfrentó todas las luchas sin desanimar. Debemos perseverar también y nunca rendirnos, ¡amen!


Trabajitos de la semana:

 

  

  

    


  

 

Reactions:

6 comments:

cristina dijo...

Los problemas nos pueden hasta ahogar pero tenemos que tener en nuestro corazón y mente que Dios esta construyendo nuestra bendición...
ebi naucalpan

O. Jennifer dijo...

el tema me pareció excelente para que los niños vean de que manera era antes así también ellos quieran ser como un héroe del pasado, se que con esta literatura quedaran motivados para realizar muchas cosas.
ebi naucalpan

O. Jennifer dijo...

el tema me pareció excelente para que los niños vean de que manera era antes así también ellos quieran ser como un héroe del pasado, se que con esta literatura quedaran motivados para realizar muchas cosas.
ebi naucalpan

O. Josefina Piña dijo...

La palabra es fuerte pero también es para fortaleza de nuestro corazón como adultos y para los niños .
ebi Naucalpan

O. Josefina Piña dijo...

La palabra es fuerte pero también es para fortaleza de nuestro corazón como adultos y para los niños .
ebi Naucalpan

O. Enrique Molina dijo...

me parece muy bien el tema, porque es una manera muy sencilla e interesante de que los niños conozcan la palabra de Dios, los niños pueden generar un interes de conocer mas y mas de esa palabra, es una forma muy sencilla de colocar la semilla en el corazon de los niños, solo es necesario cuidar de esa semilla, para que a su tiempo esa semilla se convierta en un arbol y este arbol lleve mucho fruto, el cuidar de esa semilla plantada es una tarea muy importante de las tias, por lo que no puede tomarse a la ligera.
cenaculo naucalpan