15 febrero 2012

Mensaje para los padres


Haciendo la diferencia en la formación de los hijos


Nosotros que somos padres luchamos por el mismo sueño: ver a nuestros hijos felices, saludables e inteligentes. Pero, jamás estuvimos tan perdidos en la ardua tarea de educar.

La formación de niños y adolescentes sociables, felices, libres, emprendedores y temerosos a Dios es un gran desafío en los días de hoy. La falta de comunicación nunca fue tan intensa: los padres esconden sus sentimientos de los hijos, los hijos esconden sus lágrimas de los padres. Pa­dres e hijos viven aislados, raramente comparten tiempo y comentan sobre sus sueños, tristezas, alegrías o frustraciones.

No queremos ser héroes, pero si tenemos, que hacer la diferencia formando en nuestros hijos el carácter de Dios y para esto es necesario mucho amor, cariño y, sobre todo, ser un ejemplo para ellos a través de nuestras actitudes, pues aunque no nos percatemos, nuestros hijos están siempre observándonos.

Necesitamos ser educadores por encima de lo normal, es que queremos formar seres humanos inteligentes y felices, capases de sobrevivir en esta sociedad estresante. Necesitamos pedir siempre a Dios que nos ayude en esta jornada, pues educar es tener esperanza en el futuro, aunque el presente nos decepcionemos. Es sembrar con sabiduría y cosechar con paciencia.

Dios cuenta conmigo y cuenta con ustedes, para que nuestros hijos sean verdaderos hombres y mujeres de Dios.

Hoy la EBI existe con esta finalidad, de ayudar a nuestros hijos para que anden en la presencia de Dios, para construir una sociedad mejor. Contamos con la colabo ración de todos ustedes.

Dios los bendiga.
Sra. Solange Guimaraes

Reactions:

2 comments:

Martha Tovar (tacubaya) dijo...

Es muy interesante este mensaje, las educadoras nos damos cuenta de los problemas de una familia por medio de los niños, algunas veces nuestro trabajo no se limita a educar y llevar a los pequeños en los caminos de Dios, muchas veces el trabajo se ve afectado por el comportamiento que ellos ven el resto del dia en casa y es ahi donde muchas veces tenemos que recurrir al trabajo en equipo con los padres, quienes en varias ocaciones son mas dificiles de educar en la fe. Gracias por el mensaje, me ha servido mucho. Saludos!

Adela Jacinto dijo...

es muy cierto ahora se ve el distanciamiento,de los niños hacia los padres,ya no hay aquel amor,entrega,por parte de los papas,pero en la ebi se enseña todo lo contrario,la palabra de Jesus.
Ebi naucalpan.