05 marzo 2012

La fuerza de las palabras

Pedido de un niño a sus padres


No tengan miedo de ser firmes conmigo, yo lo prefiero así.
Eso hace que yo me sienta seguro.
No me echen a perder.
Sé que no deben de darme todo lo que pido.
Solo estoy probándolos a ustedes.
No dejen que yo adquiera malos hábitos.
Dependo de ustedes para saber lo que es correcto e incorrecto.
No me corrijan con rabia, o agresividad, ni en la presencia de extraños.
Aprenderé mucho más si me hablan con calma y en privado.

No me protejan de las consecuencias de mis errores.
A veces yo necesito aprender por el camino áspero.
No tomen tan en serio cualquier dolorcito con secuencia de mis caídas.
Las necesito para ir madurando.
No sean irritantes al corregirme.
De otra manera yo podré hacerlo contrario de lo que me piden.
No me hagan promesas que no podrán cumplir.
Recuerden, eso me deja profundamente decepcionado.
No pongan a prueba mi honestidad.
Soy fácilmente llevado a mentir e imaginar.

No me presenten un Dios aburrido y vengativo.
Eso me alejaría de Él.

No cambien de tema cuando yo hago preguntas.
Si no, seré llevado a buscar las respuestas en la calle,
Todas las veces que no las encuentre en mi casa.
No se muestren para mí como personas perfectas.
Será un impacto muy fuerte para mí cuando
yo descubra algún error en ustedes.
No digan que mis miedos son bobos.
Ayúdenme a comprenderlos y vencerlos.
No digan que no consigo controlarme.
Yo me sentiré más fuerte que ustedes.

No me traten como una persona sin personalidad.
Recuerden que yo tengo mi propia manera de ser.
No vivan señalándome los defectos de las personas que me rodean.
Eso solamente ira a crear en mi tarde que temprano el espíritu de intolerancia.
No se olviden de que me gusta descubrirlas cosas por mí mismo.
No quieran enseñar todo para mí.

No sientan vergüenza de decir que me aman.
Yo necesito de ese cariño y amor para poder transmitirlo a ustedes y a los demás.
No desistan de enseñarme el bien.
Mismo aunque parezca que no estoy aprendiendo.
Insistan a través del ejemplo, y en el futuro,
Ustedes verán en mí el fruto de aquello que plantaron.

(Autor desconocido)

Reactions:

3 comments:

Anónimo dijo...

ebi aragon 1
yo creo que nunca es tarde para aprender y con esto reforzamos que los niños necesitan mas ayuda de las personas que los rodean y entre ellos nosotras las educadoras vamos a ayudarles a encontrar el camino JESUS, DIOS LAS BENDIGA

Anónimo dijo...

ebi aragon 1 educadora diana
tenemos una gran responsbilida en llevar a los pequeños pero es un trabajo muy especial sigamos adelante para llevarlos ala felicidad que es el SEÑOR JESUS DIOS LAS BENDIGA ABUNDANTEMENTE.

Anónimo dijo...

muy buen estidio creo esto nos ayuda mucho tanto a los padres como las tias de la ebi ya que nosotras les enseñamos la palabra de Dios a crecer en ella y que tengan una nueva vida, y es necesario pedir sabiduria a Dios para enseñareles pues somos sus madres espirituales, y debemos cuidar de ellos. DLBM TIAS