01 julio 2012

Historia: Descendientes de Abraham



La mayoría de ustedes ya oyeron hablar de Abraham ¿verdad que si? La Biblia nos habla de la fe de este hombre como un modelo para todos nosotros. ¿Y saben porque, niños? Porque Abraham creyó y confió en todo lo que Dios le hablo. Él fue el primero en usar la fe, en oír la voz de Dios y hacer exactamente como Él le pidió. En la época de él no había Biblia, pastor, iglesia, nadita de lo que tenemos hoy, y aun así, él creyó en lo que Dios le habló. Él se llamaba Abraham si no Abram. El nombre de él fue cambiado que él probó que creía en Dios de verdad. Más adelante hablaremos como eso pasó. Pero la verdad es que desde el primer momento que Abraham oyó la voz de Dios haciéndole una promesa, él obedeció. Dios dijo: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición." (Génesis 12. 1-2). 

Que promesa ¿Verdad niños? En aquel tiempo tener muchos hijos era una honra, imaginen tener una nación de hijos y aun ser famoso, ¿Quién no querría, verdad? Dios aun acrecentó que él seria una bendición para otras personas. Todo maravilloso. Pero era apenas una voz, no había la Biblia para garantizar la promesa, nada. Aun así Abraham creyó. Pero el tiempo fue pasando y Abraham nada que tuviera hijos. Sara, su esposa, continuaba estéril, o sea, no podría embarazarse y ya estaba quedando grande. Entonces Abraham preguntó para Dios: " Señor Dios, ¿qué me darás, siendo así que ando sin hijo, y el mayordomo de mi casa es ese damasceno Eliezer?” ¡Niños! Cuando Dios oyó Abraham decir aquellas palabras, Él respondió: …”No te heredará éste, sino un hijo tuyo será el que te heredará. Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia." (Génesis 15:2-5) 

Y exactamente fue eso lo que pasó niños. De Abraham surgió una grande nación que somos nosotros. Abraham no pudo contar las estrellas, de la misma manera que jamás podría contar el número de sus descendientes, pues cada uno de nosotros, que vive la fe de Abraham es una de aquellas estrellas y sus descendientes. Y cada estrella, que somos nosotros, también tiene las promesas de Dios, pues Él juró para Abraham que bendeciría su descendencia. ¿Vieran como nuestra historia tiene mucho que ver con las estrellas? 

Versiculo para memorizar: "… Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia." (Génesis 15.5)

Reactions:

1 comments:

Anónimo dijo...

muy claro e interesante para los niños. excelente narración y trabajo para los niños.Que Dios bendiga sus vidas para que sigan transmitiendo la Fe y Amor a nuestro Señor