10 julio 2012

Para meditar


Existe la maestra de la escuelita y la Educadora cristiana


Maestra de la escuelita:
Se queda en la EBI porque el pastor la puso, pero no se identifica con el trabajo. Desea salir. Se queda en la EBI por obligación.
No está segura sobre su salvación, por eso no tiene condición de salvar.
No tiene comunión con Dios.
No ora, no ayuna, no lee la Biblia.
Es hipócrita, habla de lo que no vive.
Pasa apenas informaciones. Cualquier persona que sepa leer puede contar una historia de la Biblia, pero para que los niños practiquen lo que aprenden de la Palabra de Dios, es necesario que la educadora tenga comunión con Dios.
No se dedica al trabajo.
No está segura de su llamado.

Educadora cristiana: 
Lo principal, es espiritual.
Tiene placer en realizar las clases en la EBI. Se dedica al trabajo. Ama lo que hace.
Tiene certeza de su salvación, por eso quiere y logra salvar.
Tiene comunión con Dios. Ora, ayuna, lee la Biblia.
Vive lo que predica.
No pasa apenas informaciones, pero forma practicantes de la Palabra de Dios.
No piensa apenas en si misma. Piensa la mayor parte del tiempo en como hacer mejor su ministerio. Busca aprender siempre.
Está segura de que fue el Señor Jesús quien le concedió ese llamado. Mientras enseña, percibe la Presencia de Dios, el Fuego del Espíritu Santo testifica su llamado.
No se llena de orgullo. Acepta ideas y sugerencias.

La maestra de la escuelita puede tornarse una educadora cristiana, esforzándose para tener comunión con Dios y dar frutos en su ministerio. Esforzarse significa integralidad de tiempo en dedicación.

¡Que Dios las bendiga!

Reactions:

2 comments:

Byivette dijo...

Dios mostrando para nosotras para que nos analizemos y observemos lo que estamos siendo, pedir sabiduria y direccion al Espiritu Santo para tornarnos en educadoras cristianas si no lo estamos siendo o si ya lo somos cuidar para no convertirnos en tan solo maestras de escuelita, gracias a Dios y a sus siervas por la direccion dada para nostras Dios Bendiga a Todas

educadora sandra dijo...

es muy cierto, no solo se trata de ser una maestra de la escuelita si no una educadora cristiana, y es cierto que todo es en lo espiritual, fue de mucha ayuda para mi