20 agosto 2012

Historia extra: llenándose del espíritu



Referencia Bíblica: Hechos 2:1-13 

Objetivo de la lección: Enseñar a los niños que cuando buscamos y oramos de todo el corazón, somos abrazados por Dios. 

Versículo para memorizar: “...El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra...” (Lucas 1:35) 

Introducción: Educadora, Ud. necesitará de una bolsa plástica (esas del supermercado) y tres Biblias, que serán usadas en el momento de la historia. Empiece este momento escuchando a algunos niños que estén en la campaña del Espíritu Santo en el Ayuno de Daniel, y pregúnteles: ¿Cómo ha sido su día? ¿Ud. ha obedecido a sus padres? ¿Ha notado un cambio en su comportamiento? ¿Qué es lo que Ud. estaba acostumbrado a ver el la televisión y ya no ve por el Ayuno de Daniel? ¿Quienes de ustedes tuvieron una experiencia con Dios en ese ayuno? ¿Hay alguien que tiene un testimonio para contarnos? Educadora, luego de escucharlas dígales: Niños ¿ustedes están viendo como esa campaña del Ayuno de Daniel es importante? Por esa razón, debemos vivir esa fe. Pongan atención para aprender más sobre las cosas de Dios y escuchen, (de oportunidad, después de la búsqueda, a los demás para que cuenten sus experiencias con el Espíritu Santo). 


Historia:

LLENÁNDOSE DEL ESPÍRITU


Niños, para ser lleno y bautizado con el Espíritu Santo, es necesario primero nacer del Espíritu, o sea, ser una nueva persona, con un comportamiento diferente. Y la campaña del ayuno de Daniel tiene exactamente ese objetivo, hacer con que las personas que son verdaderas, se aparten de las cosas que desagradan a Dios, tengan un encuentro con Él y sean bautizadas en el Espíritu Santo. Cuando no tenemos el Espíritu Santo somos vacíos, así como esta bolsa (muestre la bolsa e intente colocarla parada). La persona que es vacía de Dios acaba llenándose con cosas de este mundo y haciendo su propia voluntad, o sea, enemistades, peleas, celos, rabia, deseo de cosas cueste lo que cueste, desunión, envidia, gula (que es el habito de comer demasiado). Todo eso son cosas que satisfacen la voluntad de la persona, pero desagradan a Dios. La Biblia dice que aquellos que hacen esas cosas, no podrán estar juntos de Dios porque están entristeciendo a Él. Pero, cuando el Espíritu Santo desciende sobre una persona, ella es llenada del poder de Dios (educadora, tome nuevamente la bolsa y ponga las Biblias dentro de ella y siga explicando). Vean niños, ahora logré poner la bolsa parada. Así como la bolsa, nosotros también estaremos siempre de pie si estuviéramos llenos de la Palabra de Dios (muestre las Biblias que están en la bolsa) y del Espíritu Santo. 

Conclusión: Amiguitos, aquél que tiene el Espíritu de Dios y obedece la Palabra de Él, no hace lo que quiere, pues es guiado por Él y no por las cosas erradas, pues tiene las características del fruto del Espíritu Santo, o sea: amor, alegría, paz, paciencia, dulzura, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. Y se cumplirá lo que dice este versículo: “El espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra…” (Lucas 1:35). Repita el versículo con los niños y luego busque el Espíritu Santo con ellos.

Reactions: