04 noviembre 2012

La lección de la mariposa



Un día, en el capullo de una oruga, apareció una apertura; un hombre se sentó y observó por varias horas como la mariposa se esforzaba para que su cuerpo pasase a través de aquel pequeño agujero. Al cabo de un tiempo, pareció que ella ya no lograba ningún progreso. Que había ido lo más lejos que podía en su intento y que no podría avanzar más. Entonces el hombre decidió ayudar a la mariposa: tomó una tijera y cortó el resto del capullo. Así, la Mariposa salió fácilmente. Pero su cuerpo estaba atrofiado, era pequeño y tenía las alas aplastadas.

El hombre continuó observándola porque esperaba que, en cualquier momento, sus alas se abrirían, se agitarían y serían capaces de soportar el cuerpo, el que a su vez, iría tomando forma. ¡Nada ocurrió! En realidad, la mariposa pasó el resto de su vida arrastrándose con un cuerpo deforme y alas atrofiadas. Ella nunca fue capaz de volar. Lo que el hombre, en su gentileza y voluntad de ayudar, no comprendía, era que el capullo apretado y el esfuerzo necesario para que la mariposa pasara a través de la pequeña abertura, era el modo por el cual Dios hacía que el fluido del cuerpo de la mariposa llegara a las alas, de tal forma que ella estaría lista para volar una vez que estuviera libre del capullo.

Lo que el hombre que con toda su buena voluntad quiso ayudar a la mariposa, no entendía es que, al hacer un gran esfuerzo para atravesar el pequeño agujero, los jugos vitales se iban distribuyendo y extendiendo por las partes del cuerpo que requerían fortaleza para volar. Al pasar el agujero sin ese esfuerzo, las alas no recibieron la sustancia necesaria.

Algunas veces necesitamos el esfuerzo y la dificultad en nuestra vida. Si Dios nos permitiera pasar por nuestras vidas sin obstáculos, quedaríamos débiles. No llegaríamos a ser tan fuertes como deberíamos. Nunca podríamos llegar a volar.


Pensamientos:

Yo pedí fuerza… y Dios me dió la dificultades para hacerme fuerte.
Yo pedí sabiduría… y Dios me dio problemas por resolver.
Yo pedí prosperidad… y Dios me dió inteligencia y músculos para trabajar.
Yo pedí coraje...Y Dios me dio obstáculos para superar.
Yo pedí amor...Y Dios me dió personas con problemas a quienes ayudar.
Yo pedí favores...Y Dios me dio oportunidades.
Yo no recibí nada de lo que pedí... Pero he recibido todo lo que necesitaba.

Vive tu vida sin miedo, enfrenta todos los obstáculos y demuestra que puedes superarlos.

Reactions:

16 comments:

Nonatzin Ortiz Ocampo dijo...

La clase de hoy y este mensaje fueron una bendición para mí, creo que Dios me ha permitido pasar por muchas situaciones como esas, y aunque a veces reclamaba porque no entendía, hoy Dios me ayudo a entender el porque de muchas de esas situaciones, al finalizar el mensaje me encontré lista para enfrentar cualquier desafío y buscar siempre la manera de hacer mi mejor para Dios.

MARTHA HERNANDEZ dijo...

Este mensaje enseña mucho, porque algunas veces puede que nosotras quisieramos que las cosas fueran sencillas o que alguien solucionara por nosotros, pero en realidad a mi me a pasado algo asi, cuando yo llegue en la IURD no sabia andar mucho por la calle ya que siempre iba en coche o en taxi hasta que un dia tuve que ir de camion, ya que un pastor me dijo que si yo queria servir realmente a Dios tenia que superarme y hacer cosas que nunca habia hecho y ahora se ir a varios lugares que nunca habia podido ir. Y se que si este pastor no hubiera hecho asi yo seguiria dependiendo de alguien mas para guiarme.
Soy la educadora Martha de tlaquepaque

Anónimo dijo...

Imelda Jackeline Conchas dijo....Es verdad ahora puedo entender el por que de muchas cosas.E aprendido que en la vida ni siempre todo sera bueno hay que pasar por dificultades,obstaculos por que es cuando DIOS prueba y nos prepara para darnos cosas mas grandes ,NO HAY QUE RECLAMAR SI NO SOLUCIONAR, muchas gracias por esta reflexion que estoy segura nos servira de gran manera para cada etapa de nuestra vida. AMEN

anahi martinez dijo...

esta leccion es muy linda y dice la verdad,cuantas son la veces que no nos esforzamos lo suficiente y nos trae problemas
....QUE DIOS BENDIGA A TODAS


ATTE.EDUCADORA CLAUDIA EBI TIJUANA

kris Mori dijo...

Hola Soy la educadora Lucinda, me encantó la historia de la mariposa.
En las dificuldades crecemos en fuerza .

kris Mori dijo...

Educadora Lucinda de Zapopan

Que bonita historia de la mariposa, es en la dificuldad que tenemos fuerzas

Anónimo dijo...

Hola buen dia este mensaje esta muy interesante, cuando lo leei aprendi que cuando pasamos por fuertes, luchas es porque detras, de eso viene una, grande bendición,y cada vez que pasamos por dificultades es una oportunidad para crecer más espiritualmente.

educadora Liliana ebi aeropuerto dijo...

Este msj ha sido una verdadera bendicion para mi vida ya que ha servido para edificar más aún mi confianza,pues a pesar de las luchas y las dificultades nosotras tenemos la gran bendicion de.que nuestro Dios siempre esta ahí con nosotros y su palabra nos dice que no nos va a poner pruebas que El sepa que no vamos a aguantar así que soportar en el capullo lo necesario para poder emprender el vuelo. Dios les bendiga a todas y nos de esa fuerza para soportar todo lo necesario para alcanzar lo más importante nuestra salvación

Anónimo dijo...

Saludos a todas las educadoras, la historia fue muy enriquecedora para mi, porque algunas veces me ha sido dificil aprender lo nuevo, pero esta historia me hizo reflexionar, de que para que Dios me transforme es necesario mi esfuerzo, aunque sea doloroso a veces, pero vale la pena, porque yo creo que Dios va a terminar la obra que empezo en mi muchas gracias.

marcela campos dijo...

Saludos a todas las educadoras, la hitoria fue muy enriquecedora para mi, porque me ha sido dificil aprender cosas nuevas, pero comprendi que es necesario hacer muchos esfuerzos extras para que sea transformada en la persona que
Dios quiere hacer de mi y yo creo que el va terminar la obra que empezo en mi. gracias. Marcela Campos de Ixtapaluca.

liliana palomares dijo...

Educadora Liliana Palomares-Naucalpan
Estas palabras me ayudaron ya que he estado pasando por varias dificultades; fue mismo el Espíritu Santo hablando atraves de usted señora, sabe durante estas dificultades había esa voluntad de desistir de mi sueño mas el espíritu hablaba que siguiera, después de estas palabras el espíritu santo toco en mi ser. Salí renovada y lo mejor es de que yo se que si Dios esta permitiendo todo esto es por alguna razón buena tengo certeza y convicción de que con la ayuda de mi Señor voy a volar muy lejos.
Gracias señora por compartir estas palabras con nosotras fue un placer.

Educadora Dalia dijo...

Esta historia es muy fuerte, hay veces que no comprendemos las situacines por las que atravezamos, pero que son necesarias para poder crecer en la fe y en la vida.Han habido ocasiones en la que he estado en luchas que parecen muy dificiles de pasar pero en ellas Dios me ha dado la sabiduría para mirar hacia adelante y resolver la situación.Todo pasa porque Dios permite que asi sea, para hacernos fuertes y útiles para poder usarnos donde Él quiere.

Xochitl García V. dijo...

Nada conquistado vale la pena, si no costo trabajo y esfuerzo, simplemente no es valorado. por eso Dios siempre nos hace madurar, nos prepara, para cuando recibamos la bendición, sepamos valorarla y fructificar la.

educadora Xochitl García GDL.

Alejandra De Jesus EBI 05 DE MAYO dijo...

sin duda lo mas importante es tener la estructura suficiente para poder recibir la bendicion por eso es que toda victoria precisa de un sacrificio
educadora Alejandra De Jesus EBI 05 DE MAYO

EDUCADORA MONICA EBI INDEPENDENCIA dijo...

esta historia es algo que me sorprendio aveces nosotros pensamos que estamos solos y que nadie nos ayuda cuando lo necesitamos asi como esa mariposa lo paso a el momento de salir de el capullo, mas si nosotros recivieramos la ayuda que pedimos nunca haremos las cosas por nuestra propia fuerza y toda nuestra vida dependeriamos de las demas personas .hoy aprendi que es necesario pasar por luchas y dificultades para fortalecer nuestras alas y volar hacia donde queremos llegar.

educadora carla EBI PUEBLA dijo...

alguna vez ya habia escuchado esta historia, y es verdad, el ser humano siempre quiere lo mas facil, lo que no cueste trabajo,y aveces pedimos a Dios que nos de una solucion, y pareciera que Dios no responde, cuando nos damos cuenta, Dios no nos da lo que pedimos, si no lo que nescecitamos para vencer. En cada dificultad, en cada esfuerzo, lucha, nos fortalecemos para poder vencer. Dios los bendiga.