29 julio 2012

Historia: La cura de diez leprosos


Había una vez diez leprosos. Amiguitos, antiguamente, en la época de Jesús, los leprosos tenían que vivir separados de las otras personas. En los días de hoy todavía existen personas con esta enfermedad, y ellas se quedan internadas en hospitales preparados para tratar este tipo de enfermedad, ¿saben por qué? La lepra es una enfermedad de piel, y puede pasarse de persona para persona. Por eso a las personas no les gusta quedarse cerca de los leprosos. Hoy en día hay tratamiento, pero en aquel tiempo no había. Ocurrió que el Señor Jesús pasó cerca de la ciudad adonde los diez hombres quedaban. Ellos vieron a Jesús, comenzaron a gritar y a pedir que Jesús tuviese misericordia de ellos y lo ayudasen. Entonces, Jesús paró y habló con ellos a que vayan hasta el sacerdote para que fuesen examinados por ellos. Los sacerdotes eran los pastores de aquella época. 

Con aquella palabras, Jesús estaba determinando la cura de los leprosos, pues había una costumbre en aquel tiempo de que el leproso,cuando se curara fuesen hasta el sacerdote (pastor) para ser examinado por él, y se fuera comprobado su cura, el leproso debería dar una oferta para Dios. Los leprosos obedecieron la orden de Jesús y fueron a procurar el sacerdote, pero, mientras andaban, algo ocurrió. ¿Saben lo que fue? La piel quedó limpia, y no había más lepra. ¡Qué bendición! Los leprosos deben haber quedado llenos de alegría, ¿no es verdad? Los hombres continúan andando, pero apenas uno de ellos, un hombre samaritano, resolvió volver para agradecer a Jesús, el samaritano mostró que tenía una gran fe y gratitud. Al llegar cerca de Jesús, el leproso se arrodillo y agradeció por la cura divina. Jesús preguntó para aquel hombre adonde estaban los otros nueve hombres, pero él no supo lo que responder para Jesús. 

Niños, no debemos ser como los nueve leprosos que no agradecieron por lo que Jesús hizo en la vida de ellos. Debemos agradecer siempre a Dios por todas las bendiciones que nos ha dado. La vida de aquel leproso debe haber sido bien diferente, ¿no es verdad? Él fue curado y recibió la salvación. Pero todo eso solo aconteció porque Él obedeció a lo que Jesús mandó hacer. Cuando somos obedientes a Dios, alcanzamos la victoria. Pero no se olviden, niños, que debemos agradecer a Dios todos los días por todo lo que Él ha hecho en nuestras vidas.

24 julio 2012

Memorizando el versiculo



Memorizando el versiculo de la semana.

Colaboración: EBI - Jardines de Morelos

23 julio 2012

Costurero de Dorcas







Una manera de presentar la historia, es preparar un costurero: "el costurero de Dorcas". La ideas es ir sacando de a uno elementos que hay en un costurero, no lleve agujas ni alfileres, pero con el dedal, el metro y la tijera ya percibieron cual era la profesión de Dorcas. Luego con unos corazoncitos, que detrás estaban imágenes de la historia de Dorcas, como fondo una maqueta con el poster de la semana.

Colaboración: EBI - Campeche

Memorizando el versículo de la semana



Recuerdos para memorizar el versículo de la semana.

Colaboración: EBI - Yucatan


Maqueta para contar la historia de la semana



Hicimos esa gran maqueta para contar la historia de Dorcas y de como el apóstol Pedro fue usado por Dios para resucitarla.


Es una pulserita de listón con el versiculo de la semana impreso para que los niños siempre recuerden y tenan en cuenta.

Colaboración: EBI - Chihuahua


Contando la historia





La manualidad es un cubo de la Historia, en cada lado del cubo se coloco una imagen para contar la Historia.

Colaboración: EBI - Neza 2

Historia: La resurrección de Dorcas


La discípula Dorcas era muy conocida en la ciudad de Jope. Muy amable, Dorcas vivía ayudando a las personas, especialmente a las viudas. Ella era una costurera muy talentosa y hacia lindas ropas. Dorcas usaba su proprio dinero para comprar telas y costurar vestidos para las viudas y los necesitados. Que mujer amable, ¿verdad? Una verdadera sierva de Dios. 

Niños ocurrió algo muy malo con Dorcas, una grave enfermedad sacó la vida de aquella amable discípula. Todos se enteraron de la noticia y al tristeza invadió en la ciudad de Jope, pues ella era muy respetada y querida en aquel lugar, y era muy útil para aquellas personas. Entonces, tomaron el cuerpo de Dorcas y lo llevaron para el piso de arriba de la casa. Pedro estaba en una ciudad vecina a Jope, y dos hombres lo fueron enviados y pidieron que él lo siguiese, pues estaban necesitando de ayuda en aquella ciudad. Pedro fue rápidamente. 

Llegando allí, le contaron todo lo que había ocurrido y lo llevaron hasta aquel lugar adonde estaba el cuerpo de Dorcas. Amiguitos, había muchas personas en aquel lugar. Las viudas que recibieron regalos de Dorcas estaban llorando, y mostraron a Pedro los vestidos que habían ganado de aquella amable costurera. Pedro miró para aquellas personas y pidió que todos saliesen del cuarto. Él se arrodillo próximo al cuerpo de Dorcas y oró diciendo: “¡Levántate!”. Y algo maravilloso ocurrió. Ella abrió los ojos y se sentó. ¡Viva, Dorcas resucitó! Pedro extendió la mano para Dorcas, la ayudó a levantarse y llamo a todos que viesen el gran milagro que Dios había realizado en aquel momento. ¡Que felicidad! Imaginen como las viudas deben haber quedado felices.   

Dios tiene el poder de curar toda y cualquier enfermedad, y ciertamente atendió la oración de Pedro, pues todavía deseaba usar mucho a Dorcas en aquella ciudad. A través de aquel testimonio, muchas otras personas pasaron a creer en Jesús y a alabar a Dios.

20 julio 2012

Un lindo detalle




Un lindo detalle de amor.

Es muy facil de hacer, ¿verdad?
Haga uno y regale a una amiga a quien usted quiere mucho.

¡FELIZ DIA DEL AMIGO!

19 julio 2012

7 tips para lidar con los niños


La Iglesia Universal del Reino de Dios desarrolla un trabajo que auxilia en la formación cristiana y moral de los niños que participan junto a sus padres en los templos de todo el mundo, ofreciendo un apoyo a través de la Educación Bíblica Infantil (EBI) compuesta por formadores idóneos. Pero para que esos objetivos sean alcanzados, es necesario que la educadora, como se las denomina a las colaboradoras estén bien preparadas. 

A continuación dejamos 7 tips fundamentales para que la permanencia de los pequeñitos en la sala se productiva tanto para ellos como para las voluntarias: 

1 – Llevar a Jesús a los niños 
Si la educadora no estuviera en espíritu, ¿cómo podrá pasárselo a los niños?. La educadora no conquista al niño para sí, sino para Jesús. Por eso reprende y elogia en el momento justo. No sirve de nada inventar mil juegos y no llevarlos al camino de la verdad y de la vida. “…Cualquiera que reciba a este niño en mi nombre, a mí me recibe…” (Lucas 9:48) 

2 – No tratar la EBI como un “depósito de niños” 
Muchas educadoras piensan: “los niños solamente están acá para no molestar en la reunión del pastor”. Entonces se sientan y dejan que los niños “hagan lo quieran”, sin darse cuenta del error que está cometiendo. El planeamiento es la dirección de Dios para la escuelita. “… Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre.” (Proverbios 29:15) 

3 – Ser aplicada 
Llegar atrasada, no leer y meditar en el planeamiento o no preparar el material de la salita, son ejemplos de educadoras que no se dedican a hacer lo mejor para Dios y para los pequeños. “¡Maldito el que hiciere indolentemente la obra del Señor!…” (Jeremías 48:10) 

4 – Deje sus problemas del lado de afuera de la EBI 
Todas las personas enfrentan luchas y dificultades, pero llevar eso adentro de la EBI solo hace que la educadora se ponga nerviosa, además de no va ayudar en nada en el trato con los niños. Siempre ore sola, antes de llamar a los niños y deje sus problemas en las manos de Dios. “ Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar..” (Mateo 11:28) 

5 – Enseñarle a los niños la importancia de la fidelidad a Dios 
“Ellos son muy pequeños para aprender sobre diezmo y ofrendas”. Ese es el pensamiento equivocado que hace que muchos niños se desvíen de la fe a medida que van creciendo. “Instruye al niño en su camino, y ni aun de viejo se apartará de él.” (Proverbios 22:6) 

6 – Ser limpia y organizada 
No dejar a los niños rayar, ensuciar la pared ni los carnets. Una vez que terminó, es responsabilidad de la educadora limpiar y organizar la sala para el próximo turno. El material de la EBI pertenece al Señor Jesús, por eso, sea celosa. “Me consumió el celo de tu Casa…” (Salmos 69:9) 

7 – Clamar por esas pequeñas vidas 
Los niños pasan por diversos problemas y sufrimientos. La oración, el clamor y el ayuno de la educadora por los niños pueden hacer una diferencia total, en sus vidas. “¡Levántate, da voces en la noche al comenzar las vigilias! Derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor; alza a él tus manos implorándola vida de tus niñitos, que desfallecen de hambre en las entradas de todas las calles.” (Lamentaciones 2:19)

Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él…” (Proverbios 22:6)

17 julio 2012

Caja de historias


1º manualidad, Es un cartel con el versículo de la semana.






Y la 2º manualidad es una caja surpresa para contar la historia de la semana a los niños.

Quedo muy lindo, ¿verdad?


Colaboración: EBI - Neza 2

16 julio 2012

Historia: La sanación del ciego de Jericó


Un día, Jesús y los discípulos estaban saliendo de la ciudad de Jericó, y muchas personas lo seguían. Ellas querían ser bendecidas. Aquel lugar estaba bien agitado y ciertamente debería estar con mucho barullo ¿verdad? La agitación era tanta que hasta un ciego mendigo que se llamaba Bartimeo, se dio cuenta que estaba ocurriendo algo cerca de allí. Si poder ver, él preguntó lo que estaba ocurriendo, y algunas personas contaron que Jesús estaba pasando bien próximo allí. Niños, Bartimeo se quedaba sentado todos los días el en medio de aquel camino pidiendo dinero para la personas y, en aquel momento, vio la oportunidad de cambiar su vida. Bartimeo comenzó a gritar con todo su fuerza, pidiendo ayuda a Jesús. 

Algunas personas que estaban cerca del ciego mandaron a que se quede callado. Amiguitos, muchas veces el mal usa las personas para tentar impedirnos de usar la fe. ¿Saben lo que Bartimeo hizo? Gritó más fuerte todavía y más alto. Él estaba decidido a hablar con Jesús, y Él lo oyó gritando. ¿Qué bueno no es verdad? Jesús mandó llamarlo. Cuando supo que Jesús estaba llamando por él, el ciego Bartimeo tiró su capa, dejó todo para atrás, se colocó de pie rápidamente y fue hasta Jesús. Entonces, Jesús preguntó lo que el ciego quería que Él hiciese. Y el mendigo respondió que quería ver de nuevo. Niños, Jesús sabia del milagro que Bartimeo necesitaba, pero hizo con que aquella pregunta porque quería oí el pedido de Bartimeo. Así también Jesús desea oír a nuestras oraciones todos los días. Jesús dijo para Bartimeo que él podría irse, pues al fe de él lo había curado, y en el mismo instante Bartimeo volvió a ver, pero nos e fue, pues prefirió seguir al Señor Jesús.   

Amiguitos, Jesús desea bendecirlos, por eso no tengan miedo, no desanimen, y ni se queden triste con los problemas que, de repente, ustedes han visto en su casa. Debemos seguir el ejemplo del ciego Bartimeo que clamó varias veces en su casa. Debemos seguir el ejemplo del ciego Bartimeo que llamó por varias veces, y nos e rindió y por eso fue curado. Cuando Jesús oyó el ciego llamando el nombre de Él, Él luego lo atendió, mostrando a nosotros que los que claman por Él serán atendidos. Crea que tu también puedes recibir el milagro, ¿amen?

13 julio 2012

10 julio 2012

Mensaje para los padres

LA VOLUNTAD DE DIOS EN TIEMPOS DIFÍCILES


 Las personas que conocen a Dios no son destruidas por las pruebas; son más fuertes cuando salen en ellas. En lugar de endurecer su corazón, aprenden la compasión, en lugar de cerrar su corazón, aprenden a tener esperanzas. La vida es difícil y es probable que usted esté atravesando una situación difícil. De no ser así, lo será después. Se lo garantizo. Sus hijos también pasarán por momentos difíciles, y si usted pudiera los evitaría, pero no puede. En cambio, enséñele a sus hijos a enfrentar las pruebas y a levantarse con un carácter más fuerte. 

Enséñele a sus hijos por qué Dios permite los tiempos difíciles. Los momentos difíciles producen un carácter divino si los manejamos correctamente; aprendemos de las cosas por las que atravesamos y también aprendemos al ver sufrir a otros. Los momentos difíciles revelan nuestro carácter y nos permiten corregirlos. Las dificultades nos enseñan que podemos contar con la ayuda de Dios siempre, inclusive en esos momentos. Sus hijos son el proyecto de Dios, y los proyectos rara vez se dan instantáneamente. Él está dedicado a desarrollar su carácter para toda su vida. Esa es tu tarea. Oremos por nuestros hijos: Mi Dios, enséñales a ver los problemas a través de Tus ojos y a confiar que en Ti están seguros. 

 ¡Dios los bendiga! 
Solange Guimaraes