18 enero 2013

Historia: Las diez plagas


Moisés y su hermano Aarón volvieron a Egipto y fueron a hablar con Faraón, pidiéndole que liberara al pueblo de la esclavitud, pues deseaba llevarlo para adorar a Dios. A Faraón no le gusto nada aquel pedido y dijo para Moisés que no conocía al Dios del que le hablaba y no dejaría ir al pueblo. ¡Y aun dijo mas! Dijo que Moisés estaba distrayendo al pueblo e impidiendo que trabajaran bien. Después que Moisés y Aarón se fueron, Faraón mando que los soldados dieran más trabajo para el pueblo. Niños, los israelitas se quedaron muy enojados, pues empezaron a trabajar más que antes. 

Moisés se entristeció al ver que el sufrimiento del pueblo iba aumentando y hablo con Dios diciendo: “O Señor, ¿Por qué esta afligido este pueblo? ¿Es para esto que el Señor me envió?” Y Dios respondió: “Ahora tu veras lo que hare con este Faraón. Con mi mano poderosa voy a obligarlo a mandar que el pueblo de Israel salga de Egipto”. Moisés volvió hasta el Faraón, pero Dios endureció el corazón de él para que no hiciera caso a lo que Moisés le pedía. Grupo. Dios hizo esto para que su poder se manifestara en aquel país, ¿Sabe lo que Dios hizo? Envió diez plagas para Egipto. En la 1° plaga, Dios hizo que las aguas del rio Nilo se trasformaran en sangre; en la 2°, Él envío muchas ranas. En la 3°, transformo el polvo de la tierra en piojos. 

Hubo una plaga de moscas, enfermedades en los animales, heridas en los egipcios, lluvia de granizo, langostas, tres días de oscuridad sin que el sol apareciera, nueve cosas malas sucedieron. Pero aun así, Faraón no liberaba al pueblo. Por eso, Dios decidió anunciar la 10° y ultima plaga. Moisés le dijo al Faraón que, si él no dejaba al pueblo ir, los hijos más grandes de los egipcios morirían. Pero Faraón no creyó que eso sucedería. Dios mando a Moisés que avisara al pueblo de Israel que hiciera lo que Él mandara, así no serian afligidos por la 10° plaga. El pueblo hizo de la madera que Moisés oriento: mataron un cordero sin defecto y marco con la sangre del cordero la parte de arriba de las puertas de sus casas, para que nada malo sucediera con sus hijos. A esta preparación Dios le dio el nombre de Pascua, y fue en esta época que la primera Pascua aconteció. 

Dios mostro para el Faraón y para todo el pueblo que Él era el Dios creador, y que todas las cosas estaban sobre su dominio. ¡Ese es nuestro Dios! Él está siempre junto a nosotros y con sus manos poderosas hace que suceda el milagro que necesitamos así como el hizo con el pueblo de Israel. ¿Quién cree en eso? ¡Muy bien!


Reactions: