28 septiembre 2013

4 Unidad: El libramiento de Dios


Existió un joven que se llamaba José, hijo de Jacob. José tenía once hermanos. Jacob lo amaba mucho a José y le dio una linda túnica de regalo. Sus hermanos se quedaron con mucha rabia. José creía que realizaría su grande sueño, lo que dejó a sus hermanos con mucha envidia. 

Un día, José fue hasta el campo donde sus hermanos cuidaban de las ovejas, para saber como estaban. Entonces, él aprovechó aquella oportunidad y vendieron a José como esclavo para un grupo de vigilantes que pasaban por allí. Él fue a vivir en Egipto, una ciudad bien lejana, y allí fue a trabajar en una casa. Sus hermanos le dijeron a su padre que José había muerto. 

José no se quedó con rabia de sus hermanos ni triste con Dios, pues creía que Él lo libraría de todo mal. José hacia todo correctamente y por eso su trabajo era muy bendecido. Hasta que un día inventaron una mentira sobre José y él fue preso injustamente. Pero más una vez José creyó que Dios lo libraría y lo sacaría de aquella situación. Después de algunos años preso, José fue llamado para ayudar al faraón a desvendar un sueño. 

Con la sabiduría de Dios, él consiguió ayudar al faraón y lo libró de la prisión. El faraón se quedó tan feliz con José que lo colocó para ser gobernador de todo Egipto. José reencontró a su padre y los hermanos y libró del hambre a todo su pueblo y el de Egipto también. 

Niños, nosotros debemos apegarnos a Dios como hizo José, que, mismo viviendo muchas luchas, no se rindió, pues creía que Dios lo libraría del mal. Quién mas va a confiar en Dios levante la mano.

Reactions: