08 noviembre 2013

Historia: los jóvenes que resistieron la tentación


El Rey de la Babilonia, Nabucodonosor, invadió una ciudad de Jerusalén y ordeno a sus soldados que tomara todo el oro y todas las cosas de valor y llevasen también a los jóvenes más fuertes e inteligentes. ¿Saben porque llevaron a los jóvenes, y a los niños? Para prepáralos por un tiempo y después separar a los mejores para ayudarlos a resolver los problemas de su reino. 

El rey quería que los jóvenes fuesen fuertes y saludables mientras estudiaban el dio órdenes para que los jóvenes en aprendizaje comiesen la misma comida que el cocinero hacia para el rey. Que vida buena! ¿Ya se imagino comiendo la misma comida del rey? En la hora del almuerzo, muchas cosas buenas eran servidas, pero Daniel y sus amigos decidieron comer apenas legumbre y beber agua. ¿Saben porque eso, niños? Porque aquellos alimentos eran ofrecidos a dioses falsos que el rey adoraba. 

Entonces ellos pidieron al empleado que los dejara comer solamente legumbres, y que no se preocupara, pues tenían la certeza que se tornarían más fuertes e inteligentes que todos los otros jóvenes. El empleado quedo con miedo que el rey descubriera y lo castigara, pero concordó con ellos. Después del periodo de aprendizaje, el rey escogió los muchachos más fuertes y más bonitos. ¿Saben cuál de ellos fueron escogidos? Daniel y sus tres amigos: Ananías, Misael y Azarías. 

Educadora, lleve para ala sala bolsas de dulces y regale a los niños. Consagre los dulces a Dios y de a cada uno de ellos. Diga que así como fueron consagradas, existen alientos y otras cosas que son consagradas y ofrecidas a otros dioses, y que fue eso que Daniel y sus amigos recusaron, pues no debemos comer ni usar cosas ofrecidas a otros dioses. Platique con los niños a respecto de la fidelidad a Dios. 

Cuénteles que la fidelidad es una de la práctica que también nos aproximan de Dios. Compare la historia de hoy con los dulces y juguetes que las personas regalan en las casas, calles, y hasta mismo en las escuelas en el mes de septiembre, pues todos son ofrecidos a otros dioses. Diga a ellos que, así como Daniel estaba lejos de sus padres y fue fiel a Dios, no comiendo de la comida del rey, ellos deben hacer lo mismo no comiendo esos dulces que son regalados, ni tampoco aceptar los juguetes.


Reactions: