03 febrero 2014

Alguien creyó en mi: Daniela


“Mi nombre es Daniela, tengo 17 años, antes de llegar a la Iglesia Universal, era una adolescente triste y vacía. Mi vida estaba destruida. Tenía vicios de alcohol y también comencé a fumar por ver a mis padres haciéndolo. Desde los nueve años comencé a involucrarme en el pandillerismo, era muy agresiva, y me escapaba de mi casa para salir de noche con malas compañías. 

No respetaba nada ni a nadie. Mis padres también tenían vicios y deudas. Padecía insomnio, y cuando podía dormir tenía pesadillas en la noche y no podía descansar, era muy atormentada. Llegué a la Universal y al principio yo decía que “me aburría”, me burlaba de mi mamá y de sus propósitos por mí. 

-Daniela era muy grosera, no quería entrar a la iglesia y se burlaba, su carácter era muy feo, yo también tenía vicios de alcohol y drogas, además mi vida espiritual era un caos. Recuerda la Sra. Josefa, mamá de Daniela. 

Hasta que un día estos propósitos mostraron su fruto y Dios tocó en mí. Me entregué al Señor Jesús por completo, ya no tengo más vicios ni malas compañías, me siento y soy feliz, mi mamá también hoy es obrera al igual que mi hermana y su esposo. 

Todo aquel tormento en el que estaba se fue, hoy estoy muy agradecida porque ALGUIEN CREYÓ EN MÍ”. Daniela comenzó sus pasos en la fe en la fuerza joven, recibió el Espíritu Santo y hoy es una educadora que ama la Ebi llevando a los niños a conocer al Dios vivo que cambió su vida.


Daniela con su mamá Josefa
Cancun


Reactions: