08 marzo 2014

Historia: Dios libra a Pablo de la muerte


Pablo fue para un emocionante viaje en barco. Esta vez para la ciudad de Sidom. Estaba muy difícil navegar, pues era invierno. Pablo seguiría hacer una parada en la isla de Creta hasta que mejorara el tiempo, pero nadie le hizo caso. La tormenta aumento y ellos fueron atacados fueron tomados por un huracán en alta mar. ¡Fue tan grande el desespero! Y ellos hicieron de todo para no hundirse, lanzaron fuera toda la carga del barco, pero no sirvió de nada. 

Viendo a todos muy alborotados, Pablo se puso en pie y los tranquilizo diciendo, con mucha certeza, que nadie iba a morir, solo el barco se iba a perder. Saben porque el tenia tanta certeza?, porque él estaba en el barco y Dios no lo dejaría morir. Al amanecer, el barco comenzó a hundirse con las fuertes olas. Los soldados querían matar a todos los presos para que no huyera, pero el oficial, queriendo salvar a Pablo, no dejo que hicieran eso. 

Todos se lanzaron al agua, se sujetaron de tablas y nadaron hasta la playa, y como Pablo había determinado, todos llegaron vivos para la playa. Una vez más Dios libro grandemente a Pablo. Los habitantes de ahí fueron muy bondadosos con ellos, hicieron una fogata para que se calentaran. Cuando Pablo fue a recoger leña para la fogata, una serpiente lo mordió. Todos pensaron que él iba a morir, pues la mordida de aquella serpiente era mortal, pero a Pablo no le sucedió nada. Vean el libramiento de Dios en la vida de él, todos oyeron la predica atentamente. 

En aquella isla, Pablo visito un hombre qu estaba enfermo y lo curo en el nombre de Jesús. Viendo las señales, todos lo enfermos de la isla lo buscaban para ser curados. Después de algunos días, Pablo y la tripulación del barco partieron para Roma. Pablo confió que Dios cuidaría de él y Él cuido. 

En todo momento, Pablo confió en Dios y sirvió a Jesús con fidelidad, por eso se cumplió en la vide de él lo que esta escrito en Juan abandona a aquellos que son fieles a Él, pues desea usarnos para contar a otras personas las maravillas que el hace. Pero para eso es necesario ser fiel, obediente y valiente. ¿Ustedes desean ser usados por Dios? Muy bien!!!
Reactions: