27 marzo 2014

Mensaje de Fe


¡Una actitud puede cambiar totalmente su vida! 

Os di a beber leche, no alimento sólido, porque todavía no podías recibirlo. En verdad, ni aun ahora podéis.  (I Corintios 3.2) 

El apóstol Pablo debe haber estado un poco frustrado cuando volvió a visitar la iglesia en Corinto y ver que el pueblo siguió da la misma manera, la situación espiritual era precaria, no hubo desarrollo, crecimiento, continuaron en la misma etapa da la fe. 

Es normal para un ser humano a lo largo de los años, mejorar, crecer en Dios, madurar, cambiar sus actitudes y corregir errores. 

Pero con muchas no resulta de esta manera, la persona promete cambiar, pero nunca cambia, pasan los años e ella sigue igual, las mismas manías, los mismos defectos, la misma manera de ser, simplemente no hace ningún esfuerzo. 

Cuando una persona es intima de Dios se da cuenta de lo que tiene que cambiar, Dios le muestra, consigue verlo y actúa porque ella no acepta quedarse estancada, quiere avanzar, mejorar, crecer, ella no acepta quedarse con leche toda la vida. 

Por eso queridas educadoras, ¡no se olviden que una actitud cambia todo!
                                                                                   
                                                                                                                                Que Dios las bendiga,

Coordinadora    
  Tati Rodrigues

Reactions: