05 enero 2015

Historia: Obediente a los padres


Era una vez una niña llamada Blanca, ella tenía 10 años. A Blanca le gustaba asistir a las clases de la EBI era una hija obediente. Ella era muy querida por los compañeros de su escuela. La niña siempre ayudaba a los otros alumnos cuando tenían dudas sobre alguna materia, y además le gustaba enseñar lo que aprendía en la EBI. 

Cierta vez, ella vio a Marcos, un compañero del grupo haciendo berrinche a su mamá dentro de la escuela. Él era muy travieso y muy desobediente. El otro día, en la hora del recreo, Blanca fue hasta donde estaba Marcos para platicar con él. Ella le pregunto si todo estaba bien, y él le respondió que no, pues estaba triste por haber hecho un berrinche a su mamá. Por causa de eso, el quedaría castigado por una semana. 

Marcos conto para Blanca que estaba muy arrepentido, pues amaba mucho a su mamá y sabía que él no había hecho bien. la directora había llamado a su mamá a la escuela para hablar de sus malas calificaciones y de su mal comportamiento. Con mucha delicadeza, Blanca dijo a su compañero que el berrinche que él hizo frente a todos, solo empero las cosas avergonzando a su mamá. Ella aprovecho la oportunidad y le dijo que él tenía un gran Amigo que podría ayudarlo. Saben de qué amigo estaba hablando? Jesús, así es! Blanca no perdió tiempo para hablar de Jesús para su compañero, pues Él es el único que puede cambiar cualquier comportamiento. 

Marcos quedo muy interesado en conocer al amigo de Blanca, y le pregunto dónde podía encontrarlo. Blanca le platico de la EBI y le dijo que ahí encontraría al Señor Jesús y aprendería a obedecer la Palabra de Dios. Muy feliz por qué sucedió, Blanca hablo para su mamá del interés de Marcos para ir a la EBI. Después de oír a su hija, la madre de Blanca inmediatamente pidió para la madre de Marco que lo dejara ir con ellas a la iglesia. 

La madre del niño estaba deseando mucho verlo cambiar y lo dejo ir. Llegando a la EBI, Marcos pudo oír a la educadora enseñando sobre la importancia de ser obedientes a los padres, y leyó para el grupo un versículo que dice “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo.” (Efesios 6:1) cuando acabo la clase, Marcos platico con la educadora y le dijo que iba a cambiar de comportamiento, pues quería que Jesús morara en su corazón. 

Y usted, ha sido un niño obediente a sus padres? Si no, haga como Marcos de la historia y determine que, a partir de hoy, usted será obediente y practicará la Palabra de Dios, eso dejara a Dios y a sus padres muy felices. 

Reactions:

9 comments:

anahi martinez dijo...

Que padre vamos a aprender mas para ayudar a nuestros niños. :) :)

EBI TIJUANA EDU.CLAUDIA

Karen villeda palomino dijo...

esta historia sera un claro ejemplo para nuestros niños de la obediencia y sus consecuencias
EBI VILLACOAPA

norma romero ebi santa ana dijo...

Una historia muy interesante y de gran aprendizaje para todos los niños. La importancia de ser obediente y las conseciencias de no hacerlo.

Conny López dijo...

:O muy bonita historia, los niños entenderan el por que de ser obediente y no desobedecer, pues ello trae consecuencias malas para nosotros (Y) :)...

Saludos EBI Gómez Palacio Dgo.

Catarina Reynosa Tamaulipas. dijo...

Muy interesante la historia con mucho aprendizaje les encantará a los niños

luz isabel EBI sede guadalajara dijo...

un tema muy interesante para ablar con los niños estoy segura que sera de mucha ayuda.

xochitl garcia Gdl. dijo...

es muy buena historia, con certeza les va a gustar a los niños.

angela rodriguez dijo...

me gusto mucho nos enseña muchas cosas:)

jazmin alejandra dijo...

es muy cierto es muy buen tema tanto para los niños como para nosotras les gusto. :)