27 julio 2015

Coordinadora Responde


Sra Mariana, 

 Disculpe la molestia. Solo que leí sobre el tema de coordinadora responde y me causa mucha tristeza saber que aun hay educadoras que no comprenden el verdadero significado de servir a Dios. Yo soy educadora ya desde hace 3años, responsable de la EBI ya casi un año y mi deseo de servir a Dios en el Altar lo estoy cumpliendo! Usted se preguntara, porque? Si no soy casada y mucho menos con un Pastor. La cuestión es porque cuido de una iglesia, porque predico la palabra de Dios, porque puedo a través del poder de Dios sanar a los enfermos, recatar a los alejados, cuidar de las educadoras... 

Busco la dirección de Dios para saber lo que mi pueblo necesita y con ello yo me renuevo. Doy a ellos de gracia lo que por gracia he recibido que es el Espíritu Santo. Tengo el privilegio de dirigir una iglesia, solo hay un detalle....que mi iglesia es de "almas chiquitas" mi iglesia esta llena de los dueños del reino de los cielos!!! Y me siento feliz por eso!! Doy gracias a Dios por rescatarme del mundo para cuidar de una de las partes más importantes de la iglesia. 

Y es así que después de tres años de casi no colaborar en el salón, no participando de reuniones "importantes" no me siento débil, al contrario me siento fuerte, llena de Dios, con el fuego del Espíritu Santo dentro de mi. A cada día la Ebi crece y es por ello que Dios miro mi corazón y la coloco en mis manos hace ya casi un año, no ha sido fácil. Es verdad que dicen que entre mas es dado, mas es cobrado. Pero también si Dios da es porque tenemos la capacidad. 

Es por ello que no alcanzo a entender como es que muchas se dicen querer Servir a Dios en el Altar y con una iglesia chiquita se "enfrían"....... Que será si Dios da una iglesia grande? Me pone triste saber que si, que el amor en los últimos días se enfriaría. Me pone triste saber que se le da mas valor a las cosas que ven que a un alma pura, sincera como lo es la de un niño. 

Perdón, pero después de 7años de iglesia y ya casi 5 de obra, para mi no existe el enfriamiento, he tenido fallos.. Si muchos y de ellos he aprendido, he llorado.... Si mucho y al grado de sentir que muero, alguna vez sacaron mi uniforme... Si, vendrán luchas.... Si y aun mas después de enviar este mensaje, que si he pasado injusticias.... Si, pero nunca he pedido a Dios justicia porque el muestra todas las cosas. 

Es por eso que para mi no existe el enfriamiento, solo falta de conversión y Temor a Dios. Hubiera querido compartir esto directamente con mis compañeras, pero preferí que fuera así para no dar lugar a algún sentimiento contrario en ellas. Pues amo su alma y temo ser piedra de tropiezo. 

 Gracias Señora por el tiempo que le dedico a este correo. 
 Dios la use a cada día más. 

Un saludo sincero.
(educadora)

Reactions:

3 comments:

cilia melina Mendoza dijo...

TOTALMENTE DE ACUERDO CON LA EDUCADORA, PASAMOS LUCHAS SI, MAS LAS BENDICIONES SON MAYORES. ESTO ACONTECE IGUAL COMO OBRERAS, MAS QUIEN QUIERE SERVIR A DIOS NO IMPORTA EL LUGAR DONDE DIOS LA COLOQUE, Y EFECTIVAMENTE LA EBI ES EL MAYOR TEMPLO DE DIOS, PORQUE DE AHÍ SALEN HOMBRES Y MUJERES DE DIOS QUE DESDE PEQUEÑOS LA PALABRA QUEDA SEMBRADA.
YA HUBIERA QUERIDO HABER CONOCIDO A MI SEÑOR JESÚS DESDE CHIQUITA, MAS TODO TIENE SU TIEMPO. Y ESTARLO SIRVIENDO EN LA EBI ES UNA BENDICIÓN PARA MI.
SALUDOS A TODAS Y DIOS LAS BENDIGA.

Anónimo dijo...

.Hola a todas, de igual manera yo quedo sorprendida que mis compañeras de fe estén pasando por esas situaciones. Mi intención no es juzgar a nadie, porque yo no soy nadie para juzgar. Solo quiero compartir lo que es para mí la EBI: lo que hasta ahorita ha sido mi edificación espiritual esta cimentado 100% en la EBI. No es que yo prefiera estar aquí o allá, estar en el salón o en la Ebi, pero, si a mí me dieran a escoger, yo elegiría estar en la EBI, porque allí yo soy el pastor (yo creo que si yo hubiera sido hombre, hubiera sido pastor), que predica la palabra de Dios, que anuncia el evangelio, que lleva el mensaje de la salvación. yo estoy en el altar y predico para todas esas almas puras que Dios me ha confiado y hay en mi un gozo tremendo, allí en el altar de la EBI, hablamos del diezmo y la ofrenda; hacemos oración de liberación, buscamos El Espíritu Santo, hablamos del sacrificio etc; es decir, todo lo que un pastor hace en el altar. Por amor de Dios compañeras, dejémonos de esas cosas y sintámonos privilegiadas porque no cualquiera tiene ese honor de ser educadora. Y al contrario, mientras más estas en la EBI, mas encendido está el fuego de Dios en nosotras, no creen?? Dios bendiga a todas.

Unknown dijo...

Dios mio, que cierto son tus comentarios! apenas empiezo, pero tu carta me da fuerzas! y vision: almas chiquitas.