02 septiembre 2015

Recurso para la clase

Este árbol nos muestra que nuestras acciones son como frutos que salen de nosotros, y que influyen en los demás así como en nuestra relación con Dios, está escrito que el árbol que no da fruto no será más que cortado y echado al fuego, eso significa que si nuestras malas actitudes que son las obras de la carne persisten en nuestra vida así nuestro final es perder la salvación. 

Nosotros podremos ver a través de este ejemplo cómo es que nuestro interior puede estar sacando de nosotros esos malos fruto que se convierten en obras que desagradan a Dios y que nos perjudican. fue por eso que el Apóstol Pablo escribió: "Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne" Gálatas 5:16





Reactions: