09 octubre 2015

Recursos para la clase

¡Hola lindas educadoras! 

 En este mes de Octubre, estamos enseñando a todos nuestros niños de la EBI, cuan grande es el poder que tiene nuestra oración, si la realizamos con mucha Fe. 

 Presentamos para ustedes este lindo recurso que hemos llamado “Miscelánea Las Bendiciones”. En esta miscelánea, existen diferentes artículos, los cuales hemos llamado de bendiciones, tales como: 
 · Salud 
 · Prosperidad 
 · Cura de la vicios 
 · Unión familiar 
 · Liberación 
 · Salvación 
 · Otras bendiciones (juguetes, mochila, zapatos) 

 Además de que hemos preparado unas tarjetas de crédito personalizadas, con las cuales nuestros niños podrán comprar aquella bendición que ellos estén buscando. Como en toda tiendita, nosotros debemos tener dinero en nuestra tarjeta para poder comprar, si nuestra tarjeta esta en $0, no habrá posibilidades de poder comprar algo. 

 Más si contamos con dinero acumulado en la tarjeta de crédito, podremos comprar todo aquello que esté haciendo falta para nosotros. Es ahí, donde enseñaremos a los niños, que para nosotros poder tener crédito en nuestra tarjeta, nosotros tendremos que perseverar en nuestra oración, si nosotros únicamente somos niños que oramos una vez por aquella bendición que queramos, no acontecerá, mas si nos esforzamos y todos los días oramos, Dios atenderá a nuestro pedido. 

Si somos niños que oramos con Fe, que determinamos, que somos obedientes a su Palabra, iremos acumulando crédito en aquella tarjeta, y cuando menos lo esperemos, Dios nos dará aquella bendición tan anhelada. 

 Muchas veces, esa bendición tardara un poco, mas para eso también tendremos que ser niños pacientes, que sepamos esperar, porque Dios nos bendice en el momento cierto, el nunca falla. 

 Claro que hay en nuestra miscelánea, podemos mirar, una caja que está escondida, que las demás bendiciones la tapan, es así muchas veces con nuestra propia salvación, nos ocupamos en pedir otras bendiciones, y terminamos olvidándonos de la salvación, mas por esta tan grande bendición, tendremos que esforzarnos aun mas, porque aquella bendición es la que cuesta más caro, es por eso que deberemos tener mucho crédito para poder obtenerla, y este solo conseguiremos siendo niños completamente entregados a Dios. 

 Y es así educadoras, que nuestros niños comprenderán, que para poder pedir algo para Dios en oración, tendremos que esforzamos y no desistir.





Reactions: